El año pasado el municipio secuestró 6.800 vehículos

Un total de 6.800 vehículos fueron secuestrado durante los operativos que realizó en pasado año el municipio de la ciudad, para controlar el cumplimiento de las normas de tránsito, para resguardar la vida de peatones y conductores.
Del total de los infractores, el 65 por ciento fueron motociclistas, que cometieron faltas como no usar casco protector, violar la luz roja y circular sin poseer los espejos retrovisores. En total fueron 4.200 las motocicletas secuestradas por la Dirección de Transito Municipal.

También, se enviaron al corralón municipal 1.100 automóviles particulares, 150 camiones, 136 Pick up, 24 acoplados, y 34 furgones entre otros vehículos. Las causas más frecuentes fueron hablar por celular mientras se conduce, no usar cinturón de seguridad y obstruir paradas de ómnibus.

Los agentes de tránsito continúan trabajando en las calles de la ciudad para concientizar a los conductores, a través de los controles, para que cumplan con las normas de tránsito vigentes.

Comentá la nota