El año pasado expulsaron a 87 extranjeros de Salta

El 90% de los deportados tuvo causas por tráfico de estupefacientes.
Durante el 2008, 87 extranjeros que transitaron por Salta fueron expulsados del país por traficar drogas o por ingresar en forma ilegal, lo que no implica variaciones significativas con respecto a años anteriores. En el 2007 se extraditaron 96 personas. El jefe de la Delegación Salta de la Dirección Nacional de Migraciones del Ministerio del Interior de la Nación, Luis Alberto Suárez, señaló que alrededor del 90 por ciento de los expulsados del año pasado tenía causas judiciales por tráfico de estupefacientes. En tanto, el 10 por ciento restante tuvo que regresar a su tierra por no contar con la documentación necesaria.

Unas 80 personas con problemas judiciales "partieron" rumbo a sus países luego de cumplir la totalidad o al menos la mitad de la condena que le impuso la Justicia argentina por algún delito. La ley 25.871 establece este beneficio para aquellos que recibieron sanciones superiores a los tres años, con lo cual "se evita aumentar la superpoblación carcelaria", agregó Suárez.

Algunos de los traficantes que llegaron de otros países no burlaron los controles de Gendarmería Nacional. A pesar de que muchos tenían cédulas de identidad, no pudieron ocultar las drogas que traían consigo.

"Ellos ingresaron a la Argentina por pasos habilitados, la mayoría de países limítrofes", indicó Suárez, para recordar luego que no se exige visa a los extranjeros de países del Mercosur. Así, transitan por las rutas y ciudades argentinas sólo con el documento de identidad. Cada narcotraficante extranjero que delinquió en este país debe afrontar un proceso judicial. La Delegación Salta de la Dirección Nacional de Migraciones sigue todas las instancias. Luego de que la persona cumplió al menos la mitad de la pena, el organismo cuenta con el marco jurídico de la ley 25.871 para determinar la expulsión.

"La Gendarmería Nacional y la Policía Aeroportuaria se encargan de trasladar a los extranjeros. Al llegar a su tierra quedan en libertad ya que cumplieron con la pena en Argentina, excepto que tengan problemas con la Justicia en su país", relató el delegado de Migraciones en Salta. Otros extranjeros, que representan el 10 por ciento de los expulsado en 2008, desafiaron la geografía salteña para ingresar al país y evitaron los pasos habilitados.

Comentá la nota