Pasada la emergencia del agua, la gripe porcina volvió a la escena

El secretario de Salud de la comuna volvió a concentrarse en la política de control epidemiológico del Municipio. Aclaró que la nueva versión de la influenza aún no está presente en la zona, pero instó a la población a mantener el alerta.
Pasada la emergencia que ocasionó el colapso de la red pública de agua en la ciudad, el secretario de Salud de la comuna, Alejandro Ferro, volvió a pedir a la población que adopte medidas preventivas para impedir que la gripe porcina se convierta en epidemia en la ciudad.

En diálogo con LA CAPITAL, Ferro -quien integró el comité de emergencia diseñado por la comuna- se mostró aliviado por cuanto la paulatina normalización del sistema le permitió volver a concentrarse en la política de control epidemiológico del municipio y a los temas que acaparaban la atención antes del colapso de la red.

"Ahora tenemos que volver a concentrarnos en las medidas de prevención ante la gripe porcina y el dengue, sin olvidarnos de los temas de agenda como son la reparación de los centros de salud, la eficientización del sistema de atención de los pacientes y las obras pendientes", dijo.

Consultado por este medio sobre la gripe porcina, Ferro afirmó que la enfermedad aún no está presente oficialmente en Mar del Plata dado que el único caso probable aún no fue confirmado aunque recalcó que "la persona está controlada clínicamente y sus contactos están hasta el momento asintomáticos".

"Apenas tengamos alguna novedad oficial lo notificaremos a la población" añadió el funcionario, quien no descartó que en los próximos días pueda aparecer algún otro caso probable. "Estamos alertas y ante cualquier sospecha actuaremos controlando la situación clínica y epidemiológicamente", recalcó.

En este contexto, Ferro consideró que "lo más importante es que la población continúe adoptando las medidas preventivas que fueron recomendadas en su momento", entre las que mencionó "lavarse las manos periódicamente. Si no hay agua con alcohol o gel de alcohol, cubrirse la boca con el codo en caso de estornudar o toser, no ir a trabajar ni a la escuela si se tiene gripe y no viajar en transporte público".

En tono informal, Ferro afirmó que "por más que se quiera a una persona, si tiene gripe no hay que visitarla" aunque también aclaró que "por el momento no está recomendado el uso de barbijos en la ciudad, sólo en los aeropuertos".

En cuanto a la vacuna antigripal clásica, cuya demanda aumentó considerablemente en los últimos días en las farmacias de la ciudad, Ferro afirmó que "es recomendable aplicársela aun cuando no se integre algún grupo de riesgo, dado que si bien no tiene un beneficio probado en el caso de la gripe porcina ayuda con la gripe común y eso es muy importante".

Sin embargo, advirtió que "como hubo demanda tan grande de vacunas es probable que la existencia se agote. En ese caso, la gente no debe alarmarse dado que no se trata de una droga específica para la gripe porcina".

Asimismo el funcionario justificó la decisión del Estado de adquirir todas las partidas del remedio específico para este tipo de gripe, que actualmente no puede conseguirse en el mercado. "Esto permite que sea el Estado el que decida a quién debe administrarse el remedio y no lo deja en manos del mercado -dijo-. De lo contrario, la cura de la enfermedad dependería del poder adquisitivo de cada individuo y eso no puede permitirse".

Dengue

A continuación Ferro se refirió al otro problema sanitario que acaparó la atención de la población hasta semanas atrás: el dengue.

Al respecto el funcionario afirmó que "afortunadamente sigue sin haber mosquitos en la zona y el riesgo disminuyó drásticamente al haber bajado las temperaturas principalmente por la noche, por lo que no esperamos ninguna novedad grave en este sentido, más allá de algún caso importado como el que ya hubo".

Sin embargo, advirtió que "si bien por el momento la posibilidad de que la epidemia se disemine en la zona es altamente improbable, tendremos que trabajar todo el año en la concientización de la población y en el descacharrado, de manera de garantizarnos que tampoco el año próximo el mosquito estará en la zona".

Añadió que "nosotros seguiremos investigando en forma diaria, como de hecho se está haciendo, y trabajaremos junto a colegios, barrios y sociedades de fomento".

Comentá la nota