A partir del 15 de mayo se reducirá 8 horas la apertura de las slots

El Concejo Deliberante aprobó por 18 votos a favor, hubo una abstención, el proyecto oficialista que autoriza sólo el funcionamiento durante 14 horas al día y no permite la instalación de nuevas salas.
Los concejales aprobaron anoche, casi por unanimidad, el proyecto que reduce en 8 horas el funcionamiento de las máquinas tragamonedas a partir del 15 de mayo, tras dos horas de exposiciones, a pesar de haber anticipado su voto positivo.

Dieciocho de los diecinueve concejales levantaron la mano para darle finalmente el visto bueno a una iniciativa que hasta 48 horas atrás pretendía que sólo estuvieran abiertas 8 horas al día, pero ante el temor de despidos entre el personal, acordaron permitir que funcionen 14 horas de lunes a jueves, y 15 los viernes, sábados, domingos y vísperas de feriados.

Dos horas de exposiciones

Las largas exposiciones, que comenzaron por la concejala oficialista, Viviana Yawny, hasta el opositor Víctor Núñez, fueron acompañadas por los ruidos de una manifestación de empleados de CET, que pedían que no se limitará ni en una hora la apertura de las polémicas slots.

El grupo que debió permanecer afuera del Concejo Deliberante por el ruido que provocaban con sus tambores, cornetas y bombos, explicó que no estaban de acuerdo con que se limitará ni una hora el funcionamiento de las slots, porque temen despidos entre los 98 empleados que trabajan actualmente durante las 22 horas que permanecen abiertas.

Coincidencias con algunas acusaciones cruzadas

A pesar que todos los expositores (Yawny, Guillermo Natali, Fabricio Pedruzzi, Enrique Novo, Martha Bavera, Gustavo Segre, Víctor Núñez, Juan Carlos Daita y Estela Concordano) coincidieron en destacar los beneficios de la limitación del horario para evitar males mayores en la población, también intercambiar acusaciones sobre medidas tomadas en el pasado por las anteriores administraciones municipales regidas por el peronismo y el radicalismo.

Ante la opinión de la concejala Yawny de que "ningún gobierno le tendría que haber abierto las puertas en la ciudad a las tragamonedas", el edil Guillermo Natali de la oposición le recordó que "cuando fuimos gobierno durante la gestión de Alberto Cantero modificamos por decreto el horario sólo podían abrir 16 horas, y la empresa lo cumplió. No sucedió lo mismo cuando nos sucedió un gobierno que respondía a la actual alianza en el poder".

Por su parte, Pedruzzi se remontó al momento en que el gobierno provincial otorgó al grupo Roggio la concesión del juego el 10 de diciembre de 2002. "Casualmente la empresa CET se conformó el 24 de octubre de ese mismo año, para participar de la licitación internacional, y sólo tenía un capital de un millón de pesos, que además le dieron un plazo de 24 meses para presentarlo".

"El decreto que le autorizó la explotación por 20 años, más 5 años más de prórroga, fue firmado por Erman Olivero, Haydé Giri, el fiscal Domingo Carbonetti y el entonces ministro de la Producción, Juan Schiaretti" enfatizó.

Núñez a su turno defendió al ex intendente Cantero y al actual gobernador provincial, recordando que "durante 4 años, en los cuales el intendente Juan Jure era presidente del cuerpo deliberativo, el ex concejal del oficialismo Miguel Besso, presentó 3 proyectos relacionados con la ludopatía, y nunca se aprobaron, porque no había voluntad política del Ejecutivo del momento en avanzar en ese sentido".

Novo se abstuvo

El único concejal que solicitó abstenerse de votar, fue Enrique Novo del Fregen, ya que en su proyecto original presentado en julio del año pasado, directamente pedía que se cerrarán las tragamonedas de la ciudad de Río Cuarto.

"No puedo aprobarlo, porque dista mucho de mi posición que solicitaba derogar el permiso concedido a CET. Pero tampoco puedo votar en contra porque por lo menos mejora la situación actual" explicó a sus colegas en las bancas.

Los concejales recordaron que la empresa CET que explota las slots, se mantuvo ausente en toda esta negociación, al igual que el gobierno provincial que hace 15 días había logrado postergar el debate en el recinto con la promesa de una reducción horaria de todas las salas de juego cordobesas.

Comentá la nota