A partir de marzo, los chicos de la primaria tendrán educación sexual

Alcanzaría a 29.944 alumnos de séptimo grado y serían instruidos sobre su integridad física y psíquica. Capacitadores entrenarán a los docentes para la labor.
Durante el 2008 se han multiplicado los casos de chicos abusados. Los medios dan cuenta de ello diariamente, y los que trascienden no son, huelga decirlo, la totalidad de los que efectivamente suceden. La realidad supera ampliamente la cobertura mediática, y es necesario un cambio a nivel educativo. Dentro de estos parámetros se inscribe la decisión tomada por la Dirección General de Escuelas de implementar la educación sexual en el nivel primario. Durante este ciclo lectivo, la iniciativa alcanzará a 29.944 alumnos, que componen la matrícula de séptimo grado, único año de la educación general básica en el que está contemplado incluir este tipo de contenido.

Quién confirmó el dato fue Rosa Muñoz, la directora de Educación Primaria de la Dirección General de Escuelas.

cómo se implementará. Muñoz explicó que, a fin de realizar un aporte significativo a la enseñanza de los alumnos, y con el objetivo de mirar la educación desde una perspectiva integral, en el 2009 se sumará a los séptimos grados de las escuelas primarias al Programa de Educación Sexual.

Esto implicará que todos los docentes de las escuelas primarias de la provincia que ejerzan en el primer año del EGB3, se capaciten para poder brindar este tipo de conocimientos. Aunque no sólo ellos lo harán, sino también el personal directivo de las escuelas.

La instrucción a los docentes comenzará a brindarse a partir de marzo, y según señaló Muñoz, la idea es que, paralelamente, se lleve la educación sexual a las aulas.

protección de derechos. La directora de primaria explicó que la idea es cumplir ampliamente con la Ley de Protección de Derechos del Niño (26.061), que Mendoza incorporó en febrero del 2008.

“Tanto en nuestro país como en la provincia y en el mundo, los niños y niñas han cambiado radicalmente sus costumbres, sus necesidades y la sociedad los sigue tratando como si fueran invisibles y no tuvieran voz”, sentenció la funcionaria.

Para esta trabajadora de la educación, las acciones de los chicos, muchas veces no son vistas, y no se les da la importancia que realmente deberían tener. Sólo salen a la luz cuando hay situaciones de violencia sistemática.

De todas formas, Muñoz no se explayó en cuanto a los contenidos de la materia y a la forma de abordarlos, porque aún falta definir algunas instancias.

Comentá la nota