A PARTIR DEL LUNES, ATENDERA EN OLAVARRIA 262 PAMI tiene nueva sede

Olavarría 262 es la nueva dirección de PAMI Bolívar, en donde comenzará a atender a sus afiliados desde este lunes por la mañana. El cambio obedece a que se venció el contrato de alquiler por el anterior e histórico local, ubicado en Almirante Brown y Bernardo de Irigoyen, y fundamentalmente, a que el crecimiento de la labor de la oficina obligó a trasladarse a un lugar más amplio.

En Olavarría 62 se encontraban ayer trabajadores del PAMI, dando los últimos retoques a las instalaciones de las nuevas oficinas de la mutual, de modo que el lunes a las 7 de la mañana ya pueda comenzar la atención a los aproximadamente ocho mil afiliados. En los últimos tres días, la vieja oficina de Irigoyen y Brown se mantuvo cerrada al público por esta mudanza -sólo se atendieron urgencias-, por lo que el lunes ya tiene que estar abierto el nuevo local.

"Se venció el contrato de alquiler, y debido a un montón de razones tuvimos que trasladarnos; entre otras, por el espacio que necesitamos en virtud de la gran demanda que tenemos", indicó al respecto Jimena Alvarez, asistente social del PAMI.

Las nuevas instalaciones "son diferentes, más grandes y cómodas. Hoy -ayer- aún nos faltan muchas cosas para dejar todo listo, porque además del pape-lerío hay muchos insumos que tenemos que trasladar, insumos de ortesis, prótesis, sillas de ruedas, pañales absorbentes, etcétera", enumeró.

En Olavarría 62, PAMI alquila la casa, en una zona céntrica de la ciudad (a dos cuadras y media de la avenida San Martín), lo que no provocará cambios con relación a la vieja sede, también muy cercana al centro de Bolívar.

El contrato de alquiler es por tres años. El nuevo local "podría ser el definitivo", puntualizó Jimena, si bien admitió que "todos los locales parecen grandes, pero cuando los empezás a llenar, pasan a quedar muy chicos".

En esta nueva etapa, la oficina local incorporará más personal. Hoy, el equipo de trabajo está integrado por el jefe de agencia, tres empleados administrativos -uno ingresó en estas semanas- y la asistente social, Jimena Alvarez. "Y hace falta incorporar personal administrativo y un profesional médico".

PAMI cuenta hoy con ocho mil afilados. Por eso fue necesario trasladarse a una sede más grande, y ahora sería indispensable sumar a un médico. "La parte médica tiene que estar cubierta. La agencia ha crecido tanto, que es casi indispensable tener en la agencia a un profesional de la medicina", explicó.

"Independientemente de los cuestionamientos por el convenio PAMI-Municipalidad por la prestación médica en el hospital, que eso sí genera conflicto en algún sector de los afiliados, el resto de la obra social funciona de modo excelente. Y ahora para este año se viene una ayuda enorme a los afiliados, social y económica. Hay muchos subsidios para dar este año, mediante programas y nuevas normativas", concluyó la asistente social.

Comentá la nota