A partir de ahora todo tendrá tinte preelectoral.

Por Gerardo Gómez Muñoz.

Todas las opciones para el 28 de junio están ya instaladas y a partir de este momento el ciudadano de a pie deberá estar más atento que nunca para no comprar ofertas de presunto interés común que, en realidad, sólo respondan a las necesidades partidarias del propio oferente

Un supermercado desmesurado, cuantitativamente evaluado, como rebajado en lo cualitativo, obliga más que nunca al alerta. La experiencia de estos últimos tiempos pone de relieve que la apetencia electoral habilita a cualquier tipo de impostación y de disfraz. Inclusive en estos días la apelación reiterada a los oportunos principios y la convocatoria a la épica altisonante como vacía están siendo contrapuestos como bandera de la ciudad frente a una situación que exige realismo para arbitrar soluciones de problemas que no admiten más demoras porque está en juego el bienestar o simplemente la mejoría de la olvidada calidad de vida de centenares de miles de habitantes de Mar del Plata. Claro que ninguno de los corifeos de la heroicidad declamada va a los barrios y a la periferia para averiguar entre los vecinos sobre sus necesidades básicas y los años que llevan esperando las respuestas que ahora están llegando.

El realismo exagerado se emparenta con el cinismo, es claro. Pero más cínico es que quienes están muy lejos de la gente como lo certifican en cada oportunidad los pronunciamientos electorales establezcan cuáles son las prioridades del necesitado. La transformación del sistema político perverso no se habrá de lograr a costilla de los requerimientos impostergables de la mayoría de la gente. Menos aún si los más vocingleros son los que a su tiempo tuvieron la posibilidad de instalar los ideales que hoy simulan sostener y no lo hicieron o los que nunca estuvieron siquiera cerca de la confianza de los votantes. Nada menos genuino que aquellos que se creen y juegan a héroes arriesgando solamente el cuero ajeno.

Explicar trabajando

Gustavo Pulti ya había pensado mucho antes de resolver la encrucijada en que lo había puesto el marco político en que debe desenvolverse su administración plena de realizaciones hasta ahora postergadas en Mar del Plata, como para enredarse en nuevas cavilaciones. El mismo lunes de la semana pasada, mientras la oposición se dedicaba a despellejarlo mediáticamente, él, fiel a su estilo, comenzó a responder. Primero y muy temprano fue a inaugurar instalaciones en la sala de atención de salud en el barrio Las Américas y simultáneamente respondía todos los requerimientos periodísticos para explicar el acuerdo político con el gobernador Daniel Scioli del que derivó su candidatura testimonial a senador provincial en la "lista espejo" del oficialismo presentada como Concertación Vecinal Marplatense. Ese mismo día tuvo una trascendente reunión con parte del gabinete provincial para perfilar el acuerdo para la financiación presupuestaria de la educación municipal. Unos 70 millones comenzarán a llegar desde la firma del compromiso. Pero la circunstancia posibilitó que se planteara otro problema estructural de la ciudad: la atención de la salud. A partir de un proyecto de Alejandro Ferro el dinámico secretario del área municipal comenzó la consideración del Centro Asistencial Médico Ambulatorio. La Provincia se ocuparía del equipamiento y la Nación construiría el edificio, conforme se irá definiendo la cuestión en reuniones posteriores. El intendente, fiel a su criterio de priorizar la ciudad y sus demandas, al margen de los debates políticos, firmó al día siguiente con el jefe del Gabinete nacional Sergio Massa y el ministro provincial de Seguridad, Carlos Stornelli el acuerdo para ejecutar el Plan de Protección Ciudadana que contará con cuantiosa inversión del gobierno nacional.

Así enfrentó Pulti la primera semana y sus módicamente temidas consecuencias. Con ambas manos, con una explicando y respondiendo desde los medios la guerra periodística que trataron de instalarle sectores de la oposición y con la otra gestionando para lograr conquistas muy importantes para la ciudad y que hacen a la resolución de problemas que otras administraciones no pudieron o no supieron, quizás por salvaguardar "los principios indiscutibles".

La tribuna del Concejo

La última sesión del Concejo fue una demostración acerca de la acelerada marcha hacia la contaminación preelectoral de todos los temas. Radicales y "margaritos" que en lugar de tratar el tema fundamental del presupuesto se afanaron más por apalear a Pulti y a su candidatura testimonial. La división del voto en el Frente para la Victoria donde Carlos Filippini votó afirmativamente el tema central y sus dos compañeras de bancada Viviana Roca y Verónica Beresiarte se abstuvieron. Esta última sangrando por la herida de no lograr una tercera compañera en el bloque llegó al extremo de hacer suyos los conceptos descalificantes de la concejal de la Coalición Cívica Leticia González hacia la política social y de salud del actual gobierno. Se dejó llevar de la mano por la persistente oposición de quien estuvo en esa área con los gobiernos de Aprile y Katz, donde la salud barrial fue poco menos que ignorada y el desarrollo social se asemejó al clientelismo. Ahora ya hay en un año y pico más dedicación que en esos 12 años. Precisamente, el lunes en La Plata se iniciaba el camino hacia el ambicioso Centro Asistencial Médico Ambulatorio y el martes Pulti al inaugurar obras en la sala de Las Américas puntualizaba que era la sexta concluida. Ferro, por su parte, ratificaba la designación de 51 nuevos profesionales y la ampliación de los horarios de atención. En ese barrio se atiende nada menos que a un promedio de 200 pacientes diarios. En la Concertación Juan Fernández apoyó y Diego Garciarena siempre con un resto de corazón radical se abstuvo al igual que Juan C.Cordeu firme en esa tesitura desde siempre. Pero, muy recasualmente, la radical Verónica Hourquebié se retiró antes de votar con lo que, habida cuenta de que Ricardo Alonso no se oponía, el voto favorable al presupuesto entraba por un pelito.

Entremeses sabrosos

El primero: estuvo a cargo de Juan Garivoto y Adela Segarra a media tarde del sábado en que cerraron las listas. Intensa gestión ante el intendente para que, no habiendo boleta del FpV y al no conseguir la legisladora ubicar en la grilla de Pulti a una íntima, no hubiese peronista alguno. Juan apurando para lograr al fin bajarlo del cuarto puesto a "Fefe" Gauna que entonces quedó libre para Desarrollo Social. Por último La Corriente que todavía no logra reincorporar al muchas veces verbalmente reincorporado Eduardo Bruzetta, peleando a brazo partido para mantener a Filippini.

El segundo: la reunión del martes en el Hermitage Hotel donde el jefe de Gabinete Sergio Massa departió con Pulti, Juan Garivoto, Tato Serebrinsky, Daniel Rodríguez y otros. Ausente Adela que luego se queja y no entiende, pero no se enteró que el único (pero con más de 30 años de trajines) que puede manejar la tropa desde larga distancia es Juan. Allí el jefe comunal apreció que se corta el aire en el Frente Justicialista para la Victoria por la ausencia de propia tropa en el tramo de concejales de la boleta de la Concertación Vecinal Marplatense. También otros ansiosos supieron que el "parque y las vituallas" para la campaña estarán en manos del senador Roberto Goicochea de General Lavalle. Lo que no saben algunos es que la subterránea -por ahora- intención de "vengarse" de Pulti que según declaraciones de Adela Segarra es quien exigió no llevar gente del FpV-PJ en su boleta, es un arma de doble filo, porque además de conocerse quienes están en ese juego, revelará la auténtica cuantía de los amoscados kirchneristas.

El tercero: la convocatoria de Hugo Moyano en la inauguración del camping de los camioneros. Se habló y mucho de política con calificadas presencias como la del titular de la CGT Moyano, la del fiel Alberto Piumato, la del vicegobernador Alberto Balestrini, del intendente Pulti, del diputado Serebrinsky y del secretario de la Producción Horacio Tettamanti.

El cuarto: mañana viene Cristina y hay muchos observadores que están esperando ver cómo responde tanta gente que se proclama oficialista y cuánto es el poder de movilización en un escenario como el marplatense donde puede ser riesgoso no darle marco de militancia a la Presidenta.

El quinto: el enamoradizo candidato a concejal del PASO y del virtual frente que integran el PSA, el SI (ex ARI) y el Nuevo Encuentro de Martín Sabatella, ahora está "prendado" de Nacha Guevara. Eduardo Romanín, de él se trata, dice en un comunicado de prensa directamente que "se enamoró" de la candidata kirchnerista luego de leer el domingo las declaraciones de la marplatense donde se proclamó admiradora de Alfredo Palacios. A su vez el abogado destaca que ése "es el verdadero socialista". ¿Estará anticipando un voto kirchnerista para diputados nacionales?

Boudou, Seita y Mar del Plata

Este puede ser un simple y entretenido "entremés". También puede constituirse en un verdadero bolonqui en el Frente para la Victoria y para la ciudad. Es que el titular del Anses, Amado Boudou, según La Nación le ha encomendado a Guillermo Seita elaborar un proyecto para lanzarse como candidato a intendente de Mar del Plata. Quién es Boudou está viéndose. En tanto, Guillermo Seita. Supo ser en años mozos "un cuadro" de Guardia de Hierro, luego "evolucionó" y llegó a ser jefe del gabinete de asesores de Domingo Cavallo en la Cancillería y lo acompañó en todo su esplendor menemista.

Empleados de comercio

En el Sindicato de Empleados Mercantiles ya están haciendo historia los que está haciendo su secretario gremial, Jorge Trovato, en su afán de enfrentar a su secretario general Pedro Mezzapelle. Por enésima vez impugnó una asamblea de afiliados, en la ocasión la convocada para elegir la junta electoral del gremio que en agosto deberá optar por la Lista Unidad de Mezzapelle y la Blanca de Trovato. La reunión estaba siendo fiscalizada por veedores de distintos organismos oficiales, incluido el ministerio de Trabajo de la Nación, pero los representantes opositores -más de medio centenar- se negaron a participar. La lectura de la nota fue refrendada por la rechifla infernal de los 700 afiliados asistentes que eligieron la junta sin problemas. Los mercantiles se regodean de antemano presintiendo que el día del comicio Trovato se presente con veedores de Lilita, de la OIT y de la OEA.

Comentá la nota