A partir de ahora, la UCR suspenderá a quienes desobedezcan decisiones

Más allá de los pedidos públicos de varios dirigentes y sectores internos del radicalismo, en la Convención partidaria que se hizo el sábado en Trelew no se decidió expulsar ni a Rafael Cambareri ni a Horacio Luppino.

No obstante se resolvió, de ahora en más, "suspender" a todo aquel afiliado que no acate las posturas del partido.

Con el objetivo de no agudizar la crisis interna que padece el radicalismo en Chubut, la Convención partidaria decidió en Trelew no expulsar a los dirigentes que aceptaron cargos del oficialismo: Rafael Cambareri y Horacio Luppino.

Sin embargo, la mesa directiva anunció que a partir de ahora se va a "suspender" a los afiliados que desobedezcan definiciones partidarias.

También se aprobó la modificación de la Carta Orgánica para ampliar la cantidad de avales a la hora de presentar candidaturas, algo que bloquea la aparición de sectores internos impulsados por extrapartidarios.

La Convención se realizó en el gimnasio de la Escuela 123 de Trelew y encontró como eje central -y hasta polémico- los casos de Cambareri y Luppino, quienes aceptaron una propuesta del Gobierno para incorporarse a organismos provinciales.

En el caso puntual de Cambareri, aceptó integrar el directorio de Petrominera, mientras que Luppino hizo lo propio en el Banco Chubut.

Esto motivó que el partido se expidiera al respecto, aunque no hubo presentaciones formales para que estos dos dirigentes sean expulsados por entender como una "traición" aceptar los cargos, cuando la actual gestión provincial ha mantenido un "constante nivel de agravios" al partido centenario.

Es por ello que la propuesta de Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn se trató en la Convención. A través de la misma se decidió suspender a todo aquel afiliado que no acate las decisiones partidarias. Esto podría llegar a aplicarse a la hora de una nueva convocatoria del Gobierno a un radical, y que ante la negativa del partido decida aceptar la propuesta.

Esta medida, que la contempla el Partido Justicialista en su Carta Orgánica, fue incorporada al radicalismo ante la presencia del actual titular del partido, Mario Cimadevilla, y del ex gobernador Carlos Maestro.

También asistieron otros dirigentes, como Gustavo Di Benedetto, Gustavo Menna, Jorge Camarda, Jorge Aubía y Pedro Peralta, entre otros.

Asimismo, se cambiaron "los tiempos" entre la presentación de las listas, las impugnaciones y algunas otras modificaciones que hacen a la operatoria interna del partido pero, principalmente, se aumentó las exigencias para presentar candidaturas.

Este punto generó discusiones entre los convencionales radicales y algunos de los dirigentes que asistieron, puesto que consideraron necesario que se fije la firma de avales equivalente al 3 por ciento del padrón, aunque terminó aprobándose el 2 por ciento.

Comentá la nota