Son 30 los partidos que pueden presentar candidatos al Congreso.

Tres agrupaciones de izquierda ya completaron los trámites ante la Justicia Electoral Nacional.
En Tucumán, 30 son las fuerzas políticas que se encuentran en condiciones de presentar candidatos en los comicios para senadores y diputados nacionales, que podrían concretarse el 28 de junio si es que el Senado convierte mañana en ley el proyecto oficial.

El número de partidos de distrito en la provincia se incrementó en los últimos dos años, a partir de la obtención de la personería política y jurídica de tres nuevas agrupaciones ante la Justicia Electoral Nacional. Casualidad o no, el novel trío representa expresiones de izquierda: el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados, liderado a nivel nacional por el piquetero Raúl Castells; el Movimiento Socialista de los Trabajadores cuya referente es Vilma Ripoll, y el Partido de los Trabajadores Socialistas, encabezado en la esfera federal por el tucumano José Montes.

Si bien en Tucumán hay registrados unos 150 partidos, estos sólo pueden promover candidaturas provinciales. Ocurre que la Ley nacional 23.298 sólo reconoce dos tipos de agrupaciones: los de distrito y los de carácter nacional. Los primeros cuentan con personalidad jurídico-política para actuar exclusivamente en la provincia en la que son reconocidos como tales y pueden promover candidaturas a senadores y a diputados. Los partidos nacionales, por el contrario, actúan en todas aquellas jurisdicciones en las que se encuentran inscriptos; deben estar formados por un mínimo de cinco partidos de distrito y son los únicos que pueden postular candidatos a presidente y a vicepresidente de la Nación.

Según la información oficial que figura en el sitio web de la Secretaría Electoral Nacional, ninguno de los 30 partidos reconocidos para actuar en Tucumán se encuentra inhibido o sancionado por algún incumplimiento a la normativa, por lo que tienen vía libre para presentar postulantes o para formalizar alianzas circunstanciales. Según el calendario electoral que obtuvo media sanción en Diputados, ese plazo vencerá el 28 de abril.

En total, la treintena de agrupaciones reúne al 41% del padrón de votantes. Según un relevamiento de la Cámara Electoral Nacional, en Tucumán están habilitados para sufragar 950.133 ciudadanos, de los cuales 391.802 están registrados como afiliados partidarios en algún movimiento y 558.331 (59%), como no afiliados. Sólo el PJ reúne, según ese informe oficial, el 53% del padrón de electores.

Esto implica que, de cada 10 votantes tucumanos, al menos cuatro figuran enrolados en un partido. De todas formas, apenas ocho de las 30 expresiones supera el piso de afiliados que les exige la ley para ser reconocidas. Para ser admitido como tal, un partido debe acreditar adherentes equivalentes al cuatro por mil de los votantes del distrito. En Tucumán, esto representa unas 3.800 afiliaciones. Sin embargo, no es un requisito para continuar actuando como fuerza electoral que se mantenga ese piso de adhesiones. Por caso, Defensa Provincial Bandera Blanca cuenta con apenas 431 afiliados, según datos oficiales.

Comentá la nota