El Partido Obrero denunció una línea de proscripción

Para el dirigente del Partido Obrero (PO) Daniel Blanco, el veto parcial de la Ley de Reforma Política, dispuesta por el Gobierno kirchnerista, es una medida proscriptiva que "apunta directamente a la izquierda".
El dirigente recordó que "el régimen de vetos anunciado por el kirchnerismo comenzó con una ley redactada y votada por el propio gobierno", en alusión al decreto 2004/09, en el cual el Poder Ejecutivo observó dos cláusulas transitorias de la norma. "En primer lugar, la que extendía a diciembre de 2011 el plazo para cumplir con los requisitos exigidos para legalizar o mantener la legalidad de un partido; y en segundo término la que dejaba sin efecto las sanciones por caducidad dispuestas en la anterior ley de partidos", precisó.

Según advirtió Blanco, "ahora, los plazos para cumplir con el número de afiliados serán dispuestos por la reglamentación de la ley, o sea, por la arbitrariedad del ejecutivo. La segunda cuestión, vinculada a la caducidad, condena a decenas de partidos a ser dados de baja por su desempeño en elecciones anteriores, cuando regía una legislación electoral ahora derogada", agregó.

Comentá la nota