"El partido D"

"El partido D"
INDEPNDIENTE / AMERICO GALLEGO: Independiente ya sorteó varios obstáculos. Y para el Tolo, River será una prueba de carácter determinante.
River es más que un clásico para Independiente, y para Gallego. Es una prueba de carácter que determinará a qué puede aspirar el Rojo. Porque este equipo ya sorteó varios obstáculos en el Apertura: ganó de visitante después nueve meses, logró dos triunfos al hilo tras 44 partidos, estiró su paternidad con Racing, supo resurgir ante un 0-2 de Vélez y hasta consiguió salir airoso sin jugar bien con Tigre... Pero, aún no se transformó en un candidato serio. Así, una victoria en el Monumental sería un trampolín. "Es el partido D. Es fundamental porque, sin despreciar a Chacarita y a Central, que son los que siguen y son difíciles también; si le ganamos a River el envión anímico será muy bueno", afirmó el Tolo.

Tal vez por eso y porque, de antemano, se supone que este River de Astrada no será el mismo que el de Gorosito, Gallego avisa: "Están en el mejor momento. Si agarró Leo y los motivó a todos... Lo conozco, y le enseñé como jugador y como técnico. Es un amigo y él me conoce también. A mi compadre le gusta presionar y yo tengo que trabajar para que no lo haga. Pero ese será el ajedrez del lunes, porque ésta es una chance que no podemos desperdiciar".

Y en la estrategia de la partida, el Tolo ya hizo los primeros movimientos:

"No fue un gran partido con Tigre, aunque necesitábamos ganar. No anduvieron los intérpretes (Busse, Piatti y Mancuello) pero ahí tiene que hacerse cargo otro, y eso trabajamos".

"El otro día me echaron a Pusineri, que lo puse para cerrar el partido, pero no aprendo: cuando quiero conservar me sale mal... Y a veces, hacemos mal los relevos y lo hablé con cada uno".

"Me quedé como hasta las dos de la mañana mirando a River y la pelota parada. Sé como piensa mi compadre y él sabe cómo juega Independiente. Ellos son locales y no vamos a ir a esperar, sino a matar o morir. La más cómoda para mí sería apostar a la contra porque las armamos bien, pero si lo hacemos nos van a empezar a tirar centros. Por ejemplo, a San Lorenzo lo apretaron para que peguen pelotazos y no tengan la pelota".

Y así se la juega Gallego, a todo o nada: "Además, a cada rato me están diciendo que hace muchísimo que Independiente no gana ahí y ésta es la posibilidad. Hemos batido algunas mufas ya".

-¿A qué apuntás?

-Me gustaría que siempre juguemos igual, con agresividad, con fútbol porque tengo jugadores para que lo hagan. Nos pasó con Vélez y a partir de ahí ganaron en confianza: antes la revoleaban y ahora la juegan al ras del piso. Y eso me da confianza a mí también.

Comentá la nota