El Partido Justicialista ya lanzó el "operativo clamor", pero a Néstor Kirchner no le dan las encuestas

El lanzamiento podría ser este martes. Algunos creen que esperaría a la reforma del Código Electoral. Por qué podría chocar con la realidad de los sondeos.
El día después del adelantamiento de las elecciones, el oficialismo salió a instalar a coro la candidatura de Néstor Kirchner a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. Como si se tratara de una estrategia fríamente calculada por el kirchnerismo, el viernes anticiparon el cronograma de votación, ayer iniciaron el “operativo clamor”, y dejaron para una tercera instancia la definición de la fecha en la que el ex presidente se lanzará al ruedo. Algunos, más eufóricos, sostienen que ocurrirá esta semana, concretamente el martes. “No se puede esperar más”, indican. Otros, cautelosos, advierten que será más adelante, con la reforma al Código Electoral aprobada por el Congreso. En ambos casos, no descartan la posibilidad del factor sorpresa, algo que sucedió con el anuncio de Cristina en Chubut.

“No sería prudente proclamar la candidatura cuando aún no está sancionada la nueva ley electoral”, especuló en diálogo con PERFIL un diputado nacional del PJ con llegada a Olivos. Y remató: “Sería darle pasto a la oposición”.

En el seno del kirchnerismo aseguran que Néstor es el único que puede revertir encuestas adversas, frenar la sangría de la tropa y garantizar un triunfo en el distrito más importante del país. Con todo, el sciolismo volvió a mostrarse prescindente. Si bien se sabe que José Scioli, el hermano del gobernador, secundaría a Néstor Kirchner en la lista, ayer aclararon desde la Casa de Gobierno provincial que no le dieron “mucha importancia al tema electoral, estamos abocados a la gestión”. La nómina se completaría con la ministra de Salud, Graciela Ocaña, y el jefe de Gabinete, Sergio Massa.

Los dirigentes de la oposición anhelan enfrentar al ex mandatario porque consideran que, si su performance es leída como una derrota, estarán ante el principio del fin del oficialismo.

Klamor. Ayer se escucharon varias voces K a favor de la proclamación del titular del PJ. “Si usted quiere buscar a alguien que cabalmente represente nuestro pensamiento, nuestras ideas, está claro que la presencia de Kirchner en la lista lo logra con amplitud”, enfatizó el titular de la bancada de diputados, Agustín Rossi.

Su par en el Senado, Miguel Angel Pichetto, opinó que Néstor “es un candidato fundamental y necesario para el Gobierno”. “Todo parecería encaminarse a que él sea quien presida la lista de diputados nacionales de Buenos Aires. Es bastante posible que esto suceda, y no hay mucho tiempo para develar esta incógnita”, graficó explícitamente el presidente provisional del Senado, José Pampuro.

En la Rosada, mientras tanto, festejaron haber descolocado a la oposición con la movida de adelantar las elecciones para el 28 de junio. “Demostraron, con esto, que son un cambalache. No puede ser que Felipe Solá diga una cosa y (Francisco) De Narváez otra. Es de manual. Con esta oposición, Néstor tiene que salir al ruedo ya”, analizó en conversación con este diario un allegado al jefe de Gabinete, Sergio Massa. Y añadió: “Esto también demuestra que Néstor puede jugar en el potrero, pero también en el monumental”.

Peronismo en diagonal. Esta semana será agitada para el oficialismo. Y los movimientos tendrán como epicentro la capital de la provincia de Buenos Aires, la ciudad natal de Cristina. Mañana, el PJ bonaerense consagrará en La Plata a las nuevas autoridades del Consejo provincial. El acto arrancará a las 19 y será encabezado por el vicegobernador, Alberto Balestrini. Allí, el titular del justicialismo bonaerense anunciará que será secundado en la estructura por el camionero Hugo Moyano, y por el intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto.

El martes, también en La Plata, el ex presidente estará al frente de otro acto en el marco del ciclo de conferencias para “una nueva Argentina”. Se trata de exposiciones más “formales”, en las que Kirchner desarrolla su visión sobre la crisis. Esta vez, todas las miradas recaerán sobre el discurso del jefe partidario, dada las circunstancias. “Nos pidieron que estén todos sentados, y que nadie lleve carteles, pero se sabe cómo es el peronismo”, indicó uno de los organizadores del acto que se llevará a cabo en el Club Atenas. Hablarán, durante el mitin, el intendente de La Plata, Pablo Bruera, y el cierre estará a cargo de Néstor. Desde la organización desestimaron que allí se proclame la candidatura: “Esto lo organizamos hace 15 días, cuando ni siquiera se hablaba de la nueva ley electoral”. En el mismo sentido se pronunció un intendente clave del Conurbano: “No creo que haya ningún clamor, menos una proclamación”. Sin embargo, desde el Gobierno alimentaron el rumor del lanzamiento. “Allí se va a lanzar. No se puede esperar más”, afirman. En el acto estará presente el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, con quien, se espera, el jefe del PJ discuta la estrategia para hacer campaña.

Ese mismo día arrancará en el Congreso la discusión por la reforma electoral. Al día siguiente, Cristina y Néstor volverán a La Plata, para anunciar, en el Teatro Argentino, el proyecto de ley de radiodifusión que enviará el Gobierno al Parlamento. El mismo escenario fue elegido por CFK para lanzarse en 2005 y 2007, a senadora y presidenta respectivamente.

Comentá la nota