El Partido Justicialista estrecha filas y se garantizaría la unidad.

En una jornada plagada de reuniones en las más altas esferas gubernamentales bonaerenses, la pretendida unidad está casi cerrada. Un documento conjunto sería la presentación en sociedad. Hubo apoyos para el trío Auza-Pizzorno-Escudero.
El Partido Justicialista de Tandil transitó las más variadas aristas en la jornada de ayer y ya entrada la noche, aunque de manera extraoficial hubo señales claras que apuntan a la ansiada unidad con lista consensuada para los comicios del 28 de junio.

De acuerdo a las fuentes consultadas por este medio, el tridente Auza-Pizzorno- Escudero habría recibido el aval de las máximas autoridades partidarias a nivel provincial, léase Daniel Scioli.

Se aguarda para estas horas que los principales referentes y autoridades partidarias a nivel local den a conocer un documento conjunto donde se informe acerca de las gestiones y reuniones llevadas a cabo en la ciudad de La Plata, que desembocan en el consenso de las partes, distanciadas en algún momento del martes y miércoles, aunque ello no implique necesariamente que todos estén representados en la lista que presentará el Partido Justicialista de Tandil en las elecciones legislativas del 28 de junio.

A poco más de 24 horas del vencimiento del plazo para la presentación de los candidatos, los sectores que dan vida a la interna partidaria habrían dejado de lado algunas diferencias, deslizadas en privado y también públicamente, en pos del objetivo de máxima, enfrentar al oficialismo encabezado por el doctor Lunghi.

CRONOLOGIA

Durante la víspera hubo rumores y trascendidos, algunos impulsados desde sectores afines al oficialismo, en una clara y manifiesta intención de presentar a una oposición comiéndose las entrañas por diferencias personales y de estilo.

Varios referentes del Justicialismo vernáculo recorrieron los pasillos del poder provincial y ubicar un celular encendido era prácticamente una acción vinculada más a la magia que a las comunicaciones.

Hasta algunos dirigentes partidarios locales con alta representación en el Consejo Partidario que habían realizado notas con fuertes declaraciones periodísticas, se comunicaron con esta redacción para desactivar posibles misiles, ante la inminente aparición del humo blanco de la paz.

Este fue el primer indicio recibido por este medio para corroborar que la ansiada unidad, era mucho más que un anhelo. Otros datos que abonarían esta hipótesis llegaron desde el sector partidario, dando señales de una recomposición que todo el Justicialismo esperaba.

Además en horas de la noche, otro elemento recogido por LA VOZ, reforzaba dicha perspectiva, al deslizar un dirigente del PJ serrano "tengo que dar a conocer las novedades y explicar como se avanza en la negociación".

Comentá la nota