El Partido Demócrata no acepta la reforma de la Constitución provincial

El Gobierno provincial no logra el consenso para reformar el artículo 221 de la Carta Magna.
El Gobierno nuevamente convocó a los representantes políticos de diferentes partidos. En esta oportunidad, el Partido Demócrata mendocino le dijo que "no" a la reforma constitucional planteada por el Gobierno de Celso Jaque.

De esta manera, se espera que la semana próxima se reúna la Junta Central de Gobierno demócrata para enviar al Gobierno una nueva propuesta de reforma.

El Partido demócrata argumenta que la provincia necesita una reforma parcial acotada de la Constitución y no una reforma integral, como desea el Ejecutivo y los demás partidos políticos. El senador demócrata Carlos Aguinaga sostuvo que el partido tiene una posición clara respecto de la modificación de la Constitución y considera que los demócratas son la defensa fuerte de las instituciones de la provincia.

Otra vez se plantea un nuevo escenario para el Gobierno provincial ya que, como bien expusieron los integrantes de los demás partidos políticos en una reunión realiza ayer, sin consenso total no apoyarían la reforma de la Carta Magna de la Provincia. En el encuentro estuvieron presentes, por la UCR, el interventor Carlos Le Donne; el presidente del Confe, Juan Carlos Jaliff; por el ARI, Néstor Piedrafita; Juan Carlos Aguinaga y Andrés Grau por el Partido Demócrata; por el Partido Justicialista, su titular Juan Marchena y Edgardo Valenzuela, y por el Ministerio de Gobierno, Mario Adaro, los subsecretarios de Justicia y de Relaciones Institucionales, Sebastián Godoy Lemos y Leonardo Giacomelli.

Durante la reunión, celebrada con los representantes del Confe, la UCR, el Partido Justicialista, ARI y el Partido Demócrata, Adaro señaló: "Ésta es una herramienta para que el día de mañana el pueblo decida, y un recurso que hace posible una reforma constitucional".

Sin embargo, los representantes demócratas se tomaron su tiempo para debatir sobre el tema y prefirieron decidir en una reunión de comité la decisión final. Andrés Grau sostuvo que hay distintas opiniones, por eso se debe debatir bien y afirmó que no quieren correr con el riesgo de especular con este tema y que algún partido coseche votos. Las modificaciones se tienen que dar en el momento oportuno y no sabemos si este el tiempo para hacerlas," explicó."Sin consenso no hay reforma"El Ejecutivo buscaba con premura el acuerdo para sancionar la ley que declare la necesidad de reforma del artículo 221, para modificar la base electoral necesaria para que el pueblo apruebe la enmienda.

Sin embargo, todo se trabó a la luz de la posición de los radicales y de los cobistas, que acordaron no llevar adelante el proceso si no hay un consenso total, dejando la respuesta final a los demócratas, que anoche optaron por el no.

Durante la mañana, el ARI también se había manifestado, a través del diputado Néstor Piedrafita, como firme reformador aduciendo que la ley fundamental de Mendoza es la única que no ha sido modernizada en los casi 100 años que lleva de vigencia.

Comentá la nota