Un partido de arco a arco

Compañeros en el ascenso de Tigre a la B Nacional, Ardente y Campestrini se vuelven a encontrar.
Cristian Campestrini y Luis Ardente no sólo comparten el puesto de arquero, sino también su pasado: fueron compañeros en el ascenso de Tigre al Nacional B en la temporada 04-05. Todavía de buena relación entre ellos, los arqueros se florean y adelantan su misión: clausurar dos de los arcos más golpeados del torneo. El de Tigre, con ocho heridas, y el de Arsenal, con cinco.

"Luis es un gran arquero. Ya demostró condiciones cuando le tocó atajar contra Boca en el triangular (Apertura 08, 1-0 para Tigre)", lo plameó Campestrini a Lucho. "Cristian fue fundamental para lograr aquel ascenso", devolvió Ardente.

Ninguno de los dos equipos arrancó el torneo como esperaba, y por eso necesitan ganar para empezar a levantar. "Tenemos que estar muy concentrados para poder llevarnos los tres puntos", confesó el guardameta del Arse. Por su parte, Ardente, hoy titular en Tigre por la operación de apéndice de Daniel Islas, también manifestó su deseo: "Debemos ganar para cambiar la imagen que dimos en el partido anterior (1-5 ante Colón, en Santa Fe), y por eso vamos a salir a ganar desde el primer minuto de juego".

Comentá la nota