El particular método de Pipo.

RIVER: El DT de River, de todos modos, aclaró: "Si salen el viernes y el domingo juegan mal, vuelan del equipo".
Es al menos curiosa la forma de Néstor Gorosito de encarar ciertas situaciones. El técnico de River parece dispuesto a descomprimir todo. Y entonces --y teniendo a un jugador en el plantel como Cristian Fabbiani, quien cuenta con más de un antecedente en salidas nocturnas-- que anuncie a los cuatro vientos que a él no le molesta que un jugador salga a bailar es llamativo...

Gorosito afirmó que es normal que los jugadores salgan de noche. "Si no van a los 20 años, ¿a qué edad van a ir?", dijo en Olé. Y dejó abierta la polémica, que ayer siguió cuando habló por La Red: "Si vos te vas de joda el viernes y el domingo no rendís, volás del equipo; eso seguro. Acá el tema es simple. Si salen de joda y después juegan mal, salen. Yo no les digo: muchachos vayan... Pero si uno no sale a los 20, ¿cuándo va a salir?".

El DT, cuando la semana es larga y no hay partidos de Copa en el medio, suele ordenar una práctica el viernes a la mañana y luego llamar a la concentración recién el sábado a la noche. Eso le deja a los futbolistas un margen para salir el viernes a la noche: "La idea es que no tomen y no salgan los viernes, pero en Buenos Aires tenés joda todos los días. Yo no soy pro noche; no soy Bob Marley (sic). Pero son cosas que se dan. Es más, después del triunfo ante Central, llegamos a la una de la mañana y es lógico que los muchachos hayan salido".

Para justificar su movida, el DT contó: "Yo confío en las personas hasta que me fallan. Me he golpeado un millón de veces. Soy así como soy. El problema es del otro, del que me falla. No soy ingenuo y dentro de los márgenes lógicos acepto que salgan". Y enseguida agregó: "A mí no me gustan las concentraciones largas. No todo en la vida puede ser fútbol. Hay que tener cierto equilibrio para que las cosas te vayan bien. Porque si te la pasás concentrado te molesta todo. Y entonces, ¿cuál es el negocio?".

La postura de Gorosito es bien contraria a lo que históricamente pregonó, por ejemplo, el ex técnico de la Selección argentina, Carlos Bilardo, un fanático de las largas concentraciones y de los controles exhaustivos. Pero sí va de la mano con la posición de Ricardo Gareca, quien decidió que sus jugadores no se concentren la noche anterior al partido si éste es a la noche del otro día y prefiere juntarse con ellos un par de horas antes de los encuentros. Lo seguro es que la idea de Pipo también es muy diferente a la del actual DT de Francia, Raymond Domenech, quien ayer anunció que no les permitirá a sus jugadores llevar la play station en los viajes o en las concentraciones. De salir, ni hablar...

Comentá la nota