Participación Cívica se aleja del cobismo

La visita del vicepresidente Julio Cobos a Tucumán, previsto para la segunda quincena del corriente, fracturó la alianza entre dos partidos integrados por ex radicales.
Como ambos tienen representación parlamentaria (integrando de forma orgánica el bloque oficialista Tucumán Crece), la división amenaza con tener efectos dentro de la Legislatura.

De manera oficial, Participación Cívica resolvió (por unanimidad de su mesa de conducción) no participar en la organización de la visita de Cobos; sin embargo, no justificó ni explicitó los motivos de su decisión. En un pronunciamiento firmado por su titular, el legislador Ramón Graneros se limitó a reafirmar formalmente “el apoyo político al proyecto que lleva adelante el gobernador José Alperovich”.

Por el contrario, el Movimiento Popular Yrigoyenista (MPY), que lidera el legislador Jorge Mendía, decidió mantenerse dentro del grupo de seguidores del vicepresidente, y ratificó su compromiso en el armado de la llegada del sector a la provincia. Mendía ya tuvo discusiones con el entorno alperovichista, a partir de los cuales su presente en la bancada que preside Roque Tobías Alvarez no está asegurada. Esta diferencia terminó de romper la relación política entre ambos legisladores, que llegaron juntos a la Cámara como cabezas de lista de la alianza Participación Cívica para la Victoria (Mendía por la capital y Graneros por el Oeste). El frente logró otra banca en el sur con Beatriz Bordinaro de Peluffo, que ha establecido un fuerte acercamiento con dirigentes justicialistas de la bancada.

En el ámbito nacional, la UCR bloqueó el retorno de Cobos a sus filas si se mantiene en el cargo. Este límite complicaría la vuelta del propio Mendía al centenario partido.

Comentá la nota