La parte querellante pidió 60 mil pesos de sanción para los delegados de ATE

Este martes se produjeron los alegatos en el juicio oral y público que el dirigente de ATE Felipe Concha, inició contra tres delegados del mismo sindicato por presuntas calumnias e injurias.
El abogado de la parte querellante solicitó una condena de 30 mil pesos por el daño moral ocasionado y otros 30 mil en carácter de multa, a cada uno de los imputados. El abogado Osvaldo López solicitó la absolución al asegurar que sus representados no vertieron los dichos injuriantes, “lo que no pudo ser demostrado por los testimonios”, invocando las libertades individuales al asegurar que “Felipe busca acallar una voz crítica en actitud antidemocrática”.

En primer término alegó el abogado Gustavo Trotti, quien representa los intereses del querellante, el dirigente de ATE Felipe Concha; quien solicitó una condena para los imputados Marcelo Mansilla, Viviana Cortéz y Diego Delgado, de 30 mil pesos por el daño moral ocasionado y otros 30 mil en carácter de multa, a cada uno de los imputados.

Esta solicitud es en razón del incidente que originó este proceso y la ruptura interna del gremio de ATE en el año 2005, a causa de controversias políticas desde dos sectores bien definidos a los que responden cada una de las partes litigantes.

En ese sentido, el abogado de los tres imputados, el Dr. Osvaldo López, mantuvo un extenso alegato en el que solicitó la absolución de sus representados al asegurar: “decir que uno forma parte de una empresa privada, recibe adelantos de sueldo y tiene un hijo trabajando en la Municipalidad no puede ser tomado como injuriante ya que no es un ilícito, más allá de que puede estar en conflicto con la ética en el caso de un dirigente sindical”, dijo en alusión a la cuestión sobre la cual reclama Felipe Concha.

A ello el abogado López agregó: “mas allá de esto el principio de inocencia no pudo ser revertido por los testimonios”, agregando sobe sus defendidos, “nadie los vio volanteando los panfletos, ni hablar sobre Felipe en las asambleas”.

El abogado finalmente consideró: “acá el problema es que ellos son opositores a la conducción sindical, lo que es un pilar de la democracia sindical”, sentenciando finalmente “Felipe busca acallar una voz crítica en actitud antidemocrática”.

El juez finalmente dispuso un cuarto intermedio hasta el 28 de octubre a las 10.00 cuando los imputados deberán pronunciar sus últimas palabras antes del veredicto.

Comentá la nota