"Es parte de la libertad de prensa"

El subsecretario adjunto para América latina de EE.UU. volvió a hablar de inseguridad jurídica, en referencia a Paraguay. También criticó una compra de fusiles del gobierno venezolano.
El secretario de Estado adjunto de EE.UU. para América latina, Arturo Valenzuela, afirmó ayer, tras reunirse con el presidente paraguayo, Fernando Lugo, en Asunción, que la Administración de Barack Obama aboga por fomentar el pluralismo y por dejar de lado las diferencias ideológicas.

Valenzuela respondió en esos términos a la consulta de periodistas sobre su percepción del rumbo ideológico del gobierno paraguayo, que denota afinidad hacia sus homólogos de Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Por otra parte, Valenzuela se refirió a la polémica que desataron en Argentina sus declaraciones del miércoles pasado en Buenos Aires y en las que expresó que existen dudas de las empresas de Estados Unidos sobre el manejo de la economía argentina.

"Eso se acepta porque es parte de un discurso abierto, es parte de la libertad de prensa. Tenemos que tener diálogos, intercambios de puntos de vista, incluso en situaciones en las que a lo mejor no podríamos estar de acuerdo", opinó.

Al igual que en la Argentina, Valenzuela comentó que en Paraguay también se reunió con autoridades del Legislativo paraguayo, con empresarios, así como referentes políticos y civiles, y al parecer no quedó satisfecho con lo que escuchó.

"He recogido de distintas esferas locales una preocupación sobre la seguridad jurídica en este país. Uno de los desafíos que tiene Paraguay es seguir fortaleciendo las instituciones y el Estado de Derecho", expresó. El diplomático también había señalado en la capital argentina que notó un cambio respecto del clima de inversión entre las firmas estadounidenses y recordó que "en 1996 (durante el gobierno de Carlos Menem) había mucho entusiasmo e intención de invertir" en ese país.

Esas declaraciones motivaron que el canciller argentino Jorge Taiana expresara anoche a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, la postura del gobierno de ese país sudamericano, que calificó de "desafortunadas" las aseveraciones de Valenzuela.

El encuentro entre Taiana y Clinton se llevó a cabo paralelamente a la participación de ambos en la Cumbre del Cambio Climático, en Copenhague. Valenzuela, quien llegó el jueves por la noche a Asunción, el mismo día en que el comandante del Comando Sur de EE.UU., Douglas Fraser, concluyó una sorpresiva visita a esta capital.

El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos ofreció una conferencia de prensa tras entrevistarse con el mandatario de Paraguay, Fernando Lugo, en la residencia presidencial en Asunción, última etapa de su gira que lo llevó antes a Argentina, Brasil y Uruguay.

El diplomático opinó que "una de las grandes virtudes" de Obama es la intención de buscar "una buena interlocución con los países" y "privilegiar el multilateralismo y la importancia de trabajar juntos con otros en la búsqueda de las soluciones de los problemas".

"Ya no tiene sentido estar hablando en forma ‘maniqueísta’. Todos buscamos lo mismo, trabajar mejor para superar la condición de nuestros pueblos", aseveró el secretario de Estado adjunto, cuya reunión con Lugo no fue registrada por los reporteros gráficos. Mencionó, además, que no se trata de un tema de derechas ni de izquierdas sino del compromiso con las realidades que son claras en el continente.

En cuanto a los permanentes roces entre Lugo y su vicepresidente, Federico Franco, que se remontan desde la asunción de ambos al poder, el 15 de agosto de 2008, el funcionario comentó que esa situación forma parte de un entorno político complejo como los que también se registran en otros países.

"Lo que se espera es que tanto en nuestro contexto como en otros se busque cómo establecer mecanismos de cooperación, de trabajo conjunto por parte de todos los sectores", indicó.

El funcionario realizó su gira por el Cono Sur en un momento de cierta irritación en las relaciones interamericanas debido a la postura adoptada por EE.UU. en la crisis hondureña y el mal sabor que dejó el reconocimiento de los comicios en ese país por parte de Washington. La confirmación de Valenzuela estuvo demorada varios meses en el Senado por el influyente senador republicano Douglas DeMint a causa de la negativa del gobierno de Obama de reconocer las elecciones convocadas por la dictadura. Cuando el gobierno de Obama cambió su posición, Valenzuela, un ex profesor chileno-estadounidense de la Universidad de Georgetown, fue confirmado.

Entre tanto, el jefe del Comando Sur expresó en la víspera en Asunción que su país sigue el fortalecimiento armamentístico de Venezuela, con especial atención la compra de una importante partida de fusiles "sin que haya una amenaza bélica convencional" en la región.

Comentá la nota