Una parte de Entre Ríos dejará de depender energéticamente de Santa Fe.

La nueva Planta demandará una inversión de 60 millones de dólares y se ubicará en El Brete pese al malestar de los vecinos. Aseguran que no contamina ni acarrea problemas paisajísticos. Habrá más disponibilidad energética.
Previo a la audiencia pública que se desarrollará este jueves en la Vieja Usina, la empresa de Energía de Entre Ríos Sociedad Anónima (Enersa), decidió brindar una conferencia de prensa para comentar acerca de la nueva y más que polémica Planta de energía que se construirá en la capital de la provincia.

En realidad lo conflictivo no es la Planta en sí, sino su emplazamiento en la parte norte de la ciudad de Paraná, a la que se openen varios vecionos de El Brete, quienes aducen que afectará a un lugar potencialmente explotable en el sentido turístico.

El presidente de Enersa, Ing. Raúl Arroyo comentó que “es una obra necesaria, tiene una aprobación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fue gestionado cuando Busti era gobernador, que está aprobado y ahora queda nada más que instrumentarlo.

La obra

El gerente General de la empresa, Ing. Silvio Ekkert, contó que “es una estación de transformación de 500 Kv. y 60 MVA, que viene a resolver un problema estructural que tiene el sistema eléctrico entrerriano que es el abastecimiento a la zona oeste de la provincia (sur de Diamante, Paraná y La Paz), porque hoy por hoy esta zona se alimenta de Santo Tomé y por la EPE Santa Fe llega a Entre Ríos”.

“Hemos hecho el estudio de impacto ambiental y social demostrando de que la obra es totalmente factible desde los dos puntos de vista. En definitiva esto es para el bien común y no apunta a perjudicar a nadie”, indicó.

“Demanda más de 60 millones de dólares -con un interés del 7%-, y tenemos la perspectiva de que esté en funcionamiento para el 2012”, confió el gerente.

La instalación es en El Brete

Sobre las quejas de los vecinos donde será instalada la Planta, el Ing. José María Martinez Fayó, gerente de estudios especiales, explicó que “la instalación de esta Planta estará en un sector electro urbano rural y el municipio de Paraná lo permite. Nosotros seguimos todas las regulaciones ambientales nacionales, provinciales y municipales y los terminos de referencia del BID son muy estrictos y contamos con la aprobación de todos los sectores”.

Luego, el director, Dr. Pablo Franco, explicó que “donde se va a instalar la Planta no hay flora ni nada, es campo pelado. El impacto visual que va a tener las remediaremos y la Planta no tiene ningún tipo de emisión contaminante como se ha hablado. Por esto queremos llevar tranquilidad, porque no produce ningún daño a la salud”.

“El lugar que presentamos tiene que ser aprobado por los dos entes nacionales, si todo está bien hecho, se hará ahí si no, será desaprobado. Por el simple motivo que te moleste la expropiación, no es motivo para no hacer una obra pública y eso vale para todas las obras, caminos, etc”, graficó el director de Enersa.

Comentá la nota