Por los paros, descontarán hasta $ 400 a los maestros porteños

Por los paros, descontarán hasta $ 400 a los maestros porteños
Hoy termina el paro de 48 horas de los 17 gremios de la Ciudad, que ayer se sintió fuerte en las escuelas públicas y menos en las privadas. En los hospitales, la huelga casi no afectó la atención.
Cumplida la primera jornada del paro de 48 horas impulsado por los 17 sindicatos docentes de la Ciudad de Buenos Aires en reclamo de mejoras salariales y mayor inversión educativa, el Gobierno porteño ratificó que descontarán los días no trabajados por los paros. Según fuentes porteñas, la quita salarial podría trepar hasta los $400 en algunos casos. Y representaría un gran ahorro, ya que, tal lo que se desprende de los reportes gremiales, la medida de fuerza alcanzó un acatamiento prácticamente total en las escuelas públicas. Aunque, como ya es una costumbre, se sintió menos en las de gestión privada.

En una recorrida por la Ciudad, Clarín constató ayer que las escuelas públicas estaban vacías, solitarias, sin gritos ni movimiento. Y que la adhesión fue masiva.

Si bien desde el año pasado, cuando sufrió una seguidilla de 13 días sin clases, el Ministerio desestimó brindar información oficial sobre estadísticas de adhesión a paros, los funcionarios reconocieron la masividad de la protestas y que la resolución del conflicto porteño estará estrechamente ligada a lo que pase en Provincia. A la vez, admitieron que el adelantamiento de las elecciones fuerza a encontrar lo antes posible una salida superadora a la situación.

Sobre los descuentos, fuentes ministeriales explicaron: "Es una medida que ya implementamos el año pasado y que seguiremos aplicando cada vez que los chicos se queden sin ir a la escuela".

Los sindicatos no se inmutaron por el anuncio. "No me sorprende porque es parte de la negociación", comentó el secretario general de SADOP, Héctor Neri. "Son cuestiones que se terminan judicializando. En todos los paros fue así. En algunos se aplicó, en otros no, según lo que resuelva la Justicia", respondió el secretario general de UTE/CTERA, Eduardo López.

¿Cómo repercute esta amenaza? ¿No empantana las negociaciones (el Gobierno adelantó que convocará a un nuevo encuentro una vez que finalice la medida de fuerza: podría ser el viernes o la semana que viene)? Neri detalló: "Hay mucho malestar entre los maestros. Y no es puntualmente por no recibir este aumento. Acá se juntan diferentes cosas. El paro no lo decidimos nosotros. Fue la gente la que nos llevó a hacerlo".

En los 16 meses de gestión de Mauricio Macri con el de hoy se cumplirán 16 días de paro. Además, esta es la cuarta vez que los 17 sindicatos coinciden en la medida de fuerza. También fueron juntos el 17 de julio, el 3 y el 17 y 18 de setiembre del año pasado. Aunque con reclamos dispares, el gremio entero rechazó la última oferta del Gobierno, que consistió en un aumento de $110 remunerativos pero no bonificables para todos los escalafones.

En la protesta docente de ayer confluyó el sector de los trabajadores de la salud afiliados a ATE. Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en las escuelas, la medida prácticamente no repercutió en los hospitales públicos de la Ciudad. Juntos, unas 3.000 personas de ambos gremios marcharon ayer por la mañana hacia la Jefatura.

"En lugar de discutir sobre descuentos, el Gobierno debería explicar por qué no invierte en Educación y sí en premiar con $18.000 a un funcionario que gana $9.000. Según el CIPPEC, es el distrito que menos destina en ese área en comparación a su recaudación: el 23,7%, contra el 35% de Provincia, por ejemplo. Además, fue uno de los pocos que redujo su presupuesto educativo. Macri no empezó la crisis de la escuela pública, pero así no hace más que profundizarla", sentenció López.

Comentá la nota