Paros, cortes y colapso en las calles por reclamos salariales

Los choferes de trolebuses protestaron en horas pico y dejaron sin transporte a miles de pasajeros. Hubo caos vehicular. Continúa la huelga en los hospitales.

Varios frentes gremiales del sector público con sus trabajadores movilizados se manifestaron ayer en el microcentro y demoraron el tránsito en las inmediaciones del Poder Judicial. Estuvieron, además, en estado de asamblea permanente con un pedido firme al Ejecutivo provincial: aumento salarial.

Los empleados judiciales, de la Salud, de Recursos Naturales, de Parques y Zoológicos, guardaparques, choferes de troles, algunos sectores de los maestros, están en pie de guerra con el propósito de obtener alguna respuesta del Gobierno de Celso Jaque en cuanto al pedido de incrementar los salarios.

Ayer, por segundo día, los choferes del servicio de transporte público de troles estacionaron unos 40 vehículos alrededor de la Plaza San Martín, por las calles España, 9 de Julio, Gutiérrez y Necochea en horarios pico (en la mañana de 9 a 12 y de tarde de 19 a 22), lo que causó un colapso vehicular en la Ciudad.

Sólo los empleados de Empresa Provincial de Transporte (EPTM) están más avanzados en la discusión. Ayer al medio día, un grupo de empleados junto al delegado gremial, Carlos Barrionuevo, fueron convocados a una reunión con miembros del Ministerio de Infraestructura y Transporte, y el director de la empresa, Héctor Salcedo. Les ofrecieron levantar la medida durante la tarde a cambio de que el Gobierno concretara a primera hora de la mañana del lunes una propuesta salarial.

En la tarde, los choferes en asamblea decidieron no levantar la medida y solicitar al Ejecutivo provincial "equiparar el sueldo con el sector privado del transporte", señaló Barrionuevo.

Sin embargo, antes del cierre de esta edición, el ministro de Gobierno, Mario Adaro, sostuvo que la Unión del Personal Civil de la Nación habría llamado a los choferes de troles a la "conciliación obligatoria y a reanudar sus obligaciones a partir del sábado (por hoy)".

Salcedo sostuvo, por su lado, que de los 300 conductores que tiene la empresa, hay 110 con licencia. Estos empleados cobran $2.500 por mes y generan un déficit anual de $6 millones. Este monto es el necesario para comprar 80 unidades nuevas fabricadas en Canadá.

Días atrás, el Gobierno postergó las paritarias hasta el 23 de marzo y se comprometió a dar una respuesta. Pasaron los días y los trabajadores de los troles decidieron iniciar la lucha ante el silencio gubernamental.

Paro en hospitales

Los empleados de la Salud (profesionales y no), por su parte, hicieron paro en hospitales y centros de salud del Gran Mendoza y en zonas de Lavalle, Malargüe y San Rafael. Según la dirigente gremial de la Asociación de Trabajadores del Estado, Raquel Blas, el acatamiento habría sido del 80%, en tanto, explicó que en los hospitales de varios departamentos hubo marchas en las calles y cortes en los ingresos de los hospitales.

Sin embargo, según declaraciones del Gobierno, el servicio en los hospitales Notti y Central la atención fue casi normal. En los centros de salud del Gran Mendoza, la atención también fue normal: sólo en dos efectores de Guaymallén y en tres de Godoy Cruz, se llevaron adelante asambleas gremiales por lo que únicamente se atendieron urgencias. En la Ciudad, los delegados gremiales cortaron la calle Alem hasta cerca de las 13.

"Si no hay ofrecimiento (del Ejecutivo) a la Salud, el conflicto se va agravar en los próximos días", declaró Blas.

La gremialista aseguró, respondiendo a los dichos del ministro de Salud Sergio Saracco, que las guardias y urgencias "siempre prestan servicio al 100%. Está garantizada la guardia mínima de servicios".

Desde ATE se espera una solución integral al sector que abarque a los médicos, los enfermeros y administrativos, ya que en su opinión un médico ingresa al sistema sanitario con un sueldo de $2.000 y un no profesional con $1.200.

Para la próxima semana se espera que los reclamos continúen y se mantendrá la puja por sentar a miembros del Gobierno en la mesa de las paritarias.

Comentá la nota