UN PARO DE TRANSPORTES QUE SIRVEN AL GOBIERNO DEJA SIN MOVILIDAD A LAS INSTITUCIONES

Más de 15 vehículos que prestan servicios a diferentes reparticiones del Estado Provincial para traslado de personas se encuentran parados desde el jueves por una medida de los transportistas privados. Reclaman pagos atrasados desde enero y dicen que trabajan sin seguro por la deuda del Gobierno.
Personas que asisten a escuelas especiales, Hogar de Día, Residencia Estudiantil, Fiscalización Sanitaria, Centro Infantil Integrado, Hogar de Madres Solteras, Centro de Admisión, Canal 13, Patronato de Presos y Liberados, comedores escolares y contrataciones; Registro Civil, zonas de frontera, Desarrollo Social, Educación y Rentas Provincial, entre otros organismos, se encuentran afectados por la medida.

“Desde el mes de enero venimos cobrando con atrasos, por contrato hay una cláusula que indica que debemos cobrar del 1º al 10 de cada mes, pero venimos cobrando tarde hasta incluso el 22 en algunos casos como en octubre”, señaló Luis Cordarello, representante de los transportistas.

Cordarello manifestó que en “los primeros meses del año tratamos de adecuarnos y asumir el costo que nos significa ya que tenemos no sólo un chofer contratado, sino una serie de gastos por cada vehículo”.

En este orden agregó que, cuando comenzó el año “entendimos que había problemas financieros y tratamos de apoyar, no haciendo lo que ahora sí tenemos que hacer, pero este último mes se agravó el tema, somos alrededor de nueve vehículos comprados en 2006 con una deuda en el banco que se debita sí o sí de nuestra caja de ahorros, pero como no hay depósitos del Gobierno, no se paga esa deuda y por ende tampoco el seguro de los autos”.

El transportista destacó que “es una irresponsabilidad nuestra movilizar chicos con discapacidad y cualquier persona sin seguro. Tomamos esta determinación avisando que no prestaremos servicios hasta tanto se cumplimente el pago de lo que nos deben, que nos genera inconvenientes, tanto en la parte operativa como en nuestras obligaciones familiares”.

Además apuntó que “hay muchos gastos que no podemos hacer frente y en este momento nos conviene pagar el vehículo y no seguir con otros gastos que lo único que hacen es endeudarnos”.

Aunque lamentó que esta situación complica a niños, abuelos y familias, dijo que “no lo hicimos antes justamente entendiendo todas estas situaciones pero ya no da para más, y estamos a la espera de que nos abonen nuestras remuneraciones y no seguir ocasionado estas molestias”.

Comentá la nota