El paro fue total en Varela: Amenazan a Cristina con hacer otro de 36 horas

El paro fue total en Varela: Amenazan a Cristina con hacer otro de 36 horas

Los líderes de las centrales obreras calificaron como "contundente" la medida de fuerza.

Los jefes de las tres centrales sindicales opositoras Hugo Moyano, Pablo Micheli y Luis Barrionuevo, calificaron ayer como "contundente" la medida de fuerza en reclamo de la eliminación del impuesto a las ganancias a los salarios, y anunciaron que de no obtener una respuesta del Gobierno nacional, evaluarán la realización de “otra medida de fuerza de 36 horas con movilización".

Cuando promediaba la jornada deparo nacional convocada por los gremios del transporte, los líder sindicales Moyano, Micheli y Barrionuevo brindaron una conferencia conjunta en la sede de Azopardo. Allí cuestionaron a "los dirigentes" de la CGT oficialista que "hacen lo que les pide el Gobierno", mientras sus trabajadores "son rebeldes" y "adhirieron a este paro" en muchos casos, como el de "los metalúrgicos", gremio que encabeza el oficialista Antonio Caló.

Barrionuevo, titular de la CGT Azul y Blanca, anunció que de no haber respuesta a los reclamos, "vamos a plantear ante el Comité Central Confederal" que reúne a los gremios no oficialistas, "la convocatoria a otro paro de 36 horas con movilización" y lanzó una chicana al sindicalismo oficialista al expresar su "agradecimiento al compañero Caló que dejó en libertad de acción a los metalúrgicos que apoyaron masivamente este paro, como otros gremios".

Ante la propuesta líder de los gastronómico, Moyano respondió que “primero se tiene que expresar la gente de la CTA, pero creo que estamos más para el sí que para el no".

Al abrir la conferencia de prensa, Moyano admitió que "no queremos hablar de porcentaje" de adhesión a la medida de fuerza, aunque aseguró que "el paro fue contundente".

El camionero criticó "la actitud de servilismo que han asumido los dirigentes" de la CGT oficialista de quienes, señaló: "están ahí aplaudiendo y aceptando cualquier cosa que hace el Gobierno y haciendo lo que el Gobierno les pide".

En ese marco, Moyano expresó su "satisfacción porque han quedado dirigentes pagando" y dijo "esperar que esta medida que fue contundente, sea interpretada por quienes deben dar respuesta legítima", en alusión al gobierno nacional en cuanto a la eliminación del impuesto a las ganancias a los asalariados.

Luego, ironizó sobre "la cadena" nacional que tenía previsto encabezar la Presidenta desde un acto en La Matanza: "Parece que le ganamos en el rating", dijo sobre la cobertura periodística de la protesta y los actos y declaraciones del Gobierno.

En respuesta a las críticas de funcionarios porque la huelga fue convocada por los gremios que más ganan, Moyano dijo que "los que iniciaron las grandes luchas en la historia, son los gremios mejor pagos" y mencionó a los de "Luz y Fuerza, Smata, y otros más que ganaban mejor que nadie, porque saben que después que afectan a los que más ganan, vienen por todos los trabajadores".

"Cuando se hace este reclamo es por todos, por los jubilados que es una verguenza que cobren 4700", dijo Moyano y agregó que otro de los reclamos del paro de hoy fueron "la inflación, la inseguridad y la deuda con las obras sociales".

A su turno, Micheli calificó a la de hoy como "una jornada histórica" y "otra demostración contundente de los trabajadores de nuestro país, dando cuenta que no estamos de acuerdo con este modelo económico que nos toma como variable de ajuste" y que "descarga la crisis sobre los que menos tenemos".

"No vamos a hablar de porcentaje, pero si uno toma las fotografías e imágenes televisivas de toda la Argentina, parece más desierto que un día feriado", añadió Micheli.

Barrionuevo señaló que "este es el tercer paro contundente que realiza el conjunto del movimiento obrero" y se quejó porque "en ningún momento el gobierno acusó recibo".

Finalmente, en medio de cánticos que decían: "Y ya lo ve, hay una sola CGT", Barrionuevo anunció que "vamos a proseguir el plan de lucha por los 8 millones de trabajadores en actividad y los 4 millones de jubilados que cobran un salario magro". 

en florencio varela

A diferencia del último paro de agosto de 2014, donde la UTA (Unión Tranviarios Automotor) no adhirió a la medida de fuerza y en Florencio Varela se vieron micros sin pasajeros, el paro de ayer fue casi total en el distrito. No hubo escuelas ni públicas ni privadas; el comercio abrió en un 30% durante la mañana y por la tarde bajó sus cortinas. No hubo actividad bancaria y en cambio la comuna abrió sus puertas, al igual que los organismos oficiales como ANSES que trabajó hasta pasado el mediodía. 

Coment� la nota