Un paro sorpresivo en el subte afectó a todas las líneas en la hora pico

Los trabajadores dijeron que Metrovías irrumpió en una asamblea y quiso sacar por la fuerza a un empleado suspendido. La concesionaria argumentó que impedía la circulación de las unidades. El Gobierno logró destrabar el conflicto.
Las líneas A, B, C, D, E, H y el Premetro estuvieron paralizadas durante casi tres horas en horario pico, cuando miles de trabajadores regresan a sus hogares. En algunos ramales todavía hay demoras, pero los servicios están normalizados.

El conflicto se desató cuando los trabajadores de la Línea H paralizaron sus tareas desde las 16, "luego de que la empresa Metrovías le impidiera tomar servicio a un delegado", informaron fuentes gremiales. Según los dirigentes "la empresa no permitió al delegado Maximiliano Ingravidi tomar servicio".

La concesionaria informó que el empleado "se encerró en la cabina de un coche, impidiendo la normal circulación del resto de las formaciones".

Oscar Arturo, delegado de la línea A, contó a un canal de noticias de cable que "todo ocurrió en la estación Once de la línea H", en la que los trabajadores se encontraban en asamblea. En ese momento, "la Policía intentó retirar al trabajador suspendido", en un hecho absolutamente inédito ya que "nunca pasó que la Policía venga a buscar a un trabajador".

El representante gremial aclaró que "la empresa no dio ninguna explicación sobre la suspensión del compañero", al tiempo que aclaró que "si hay un acuerdo esto se soluciona sin problemas técnicos".

Fuentes oficiales del Ministerio de Trabajo aseguraron durante la tarde que los servicios de todas las líneas de subterráneos y el Premetero se normalizaron, luego que la empresa Metrovías decidió levantar la sanción aplicada al trabajadores.

Los voceros ministeriales indicaron que el propio ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se comunicó con los directivos de la empresa, quienes se avinieron a levantar la dura medida.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) que dirige Roberto Fernández salió a despegarse del conflicto y el sorpresivo paro. El gremio "oficial" del que los delegados del subte decidieron alejarse, señaló que "de ningún modo respalda la medida de fuerza que ha tomado un grupo de empleados del subterráneo".

"En este sentido, este minúsculo grupo de personas que en reiteradas ocasiones han interrumpido el servicio sólo con fines políticos, hoy vuelven a cometer estos actos vandálicos que sólo afectan a los trabajadores y a cientos de miles de usuarios que desean regresar a sus hogares", detalló la UTA.

Comentá la nota