Te paró un Scratche.

Te paró un Scratche.
AMISTOSO / BRASIL GANO 2-0 EN LONDRES: Muchos piden a Scolari, pero Dunga se bancó la presión con un triunfo claro ante una débil Italia.
La noticia de que el Chelsea echó a Scolari puso en marcha el sueño de muchos torcedores. En las Eliminatorias, la selección de Dunga marcha a seis puntos del líder Paraguay, pocas veces jugó bien (igualó 0-0 con Bolivia en el Maracaná), y muchos culpan al DT. En una encuesta del sitio web del diario Lance!, el 94% de los votantes mostró su preferencia por Felipao, que sacó campeón del mundo a Brasil en 2002.

Pequeña presión para enfrentar en un amistoso nada menos que al campeón del Mundial 2006, Italia, en lo que Lippi, el DT de la Azzurra, llamó "el derby del mundo" (entre ambas selecciones, suman nueve títulos). Sin embargo, la Canarinha salió a jugar a lo grande ante una Nazionale que quedó bien chiquita.

Los europeos cometieron errores insólitos, impropios de su historia y del nivel de sus jugadores. Zambrotta quiso cortar un pase de Robinho y se la regaló a Elano, que metió el primero. Además, sobre todo en el PT, cualquiera que quería pasar por su sector, lo hacía sin problemas. Pirlo, prolijo y tranquilo como siempre, se excedió en calma, Robinho lo durmió y, tras dejar en ridículo otra vez a Zambrotta, definió cruzado. Y Brasil podría haber hecho más goles si no fuera por la atención de Buffon: Cannavaro se distrajo innumerables veces y perdió casi todos los mano a mano. Adelante no fue mejor. La delantera que jugó la primera parte no participó del juego, y en el segundo tiempo sólo Rossi asustó. El más peligroso fue el lateral Grosso: le anularon mal un gol por offside y pateó muy bien un tiro libre que sacó Julio César.

Brasil fue la cara opuesta. No sintió la baja de Kaká, por lesión, y Elano, su reemplazante, generó más de un dolor de cabeza al rival. El que no estuvo enchufado fue Adriano: luchó más de lo que jugó y no se dispuso de chances de marcar. Dunga sorprendió con el debut de Felipe Melo, volante de la Fiorentina, que no brilló pero aportó lucha al medio.

Igual, el punto de atención mediático fue el regreso de Ronaldinho tras tres partidos de ausencia. Fue su encuentro 90 para la Verdeamarela, jugó los 90' y, aunque no se lo vio muy fino, mostró ganas y sonrió mucho, clara muestra de que otra vez disfruta del fútbol.

Es verdad, fue amistoso (había goleado 6-2 a Portugal el 19/11) y falta que el Scratch responda por los puntos. "Hoy, Brasil es técnicamente mejor que nosotros, pero veremos dentro de quince meses", afirmó Lippi tras el partido. Vamos a Sudáfrica...

Comentá la nota