Paro de Personal Administrativo

El personal administrativo del Concejo Deliberante de Caleta Olivia se encuentra tomando medidas de fuerza. Para hoy se planificaba la sesión Nº 382, que pasó a cuarto intermedio.
El viernes por la mañana, el cuerpo legislativo del Concejo Deliberante no pudo sesionar debido a que todo el personal administrativo se encuentra de paro por el aumento en un adicional y porque no se pagan las tareas parlamentarias.

Vale destacar que ayer se iban a tratar dos proyectos de envergadura, como el pedido por el Ejecutivo Municipal de conformar una Sociedad del Estado para los servicios de telecomunicaciones y audiovisuales. Por otra parte, el concejal por la UCR Facundo Prades presentaba el proyecto por el cual se pedía la investigación del caso "Salas y Del Río".

Por su parte, la concejal representante del ARI Ana María Pizzuto afirmó en medios de comunicación que se encontraba en total apoyo con los empleados del Concejo. También dijo: "a veces hay dinero para algunas cosas y para los aumentos a los empleados no".

La sesión se iba a desarrollar en la Unión Vecinal del Barrio Rotary 23 y se pasará para el lunes 30 de noviembre. También en el lugar se pudo divisar mucho personal policial, más de lo habitual.

Al respecto, uno de los subdelegados, José Villareal afirmó: "no sé a qué se debía tanta policía, si nosotros no queremos causar disturbios, no vamos hacer daño a nuestros compañeros de trabajo que son los concejales, este reclamo es para el Ejecutivo municipal".

Por su parte el intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo comentó en medios locales que no entendía la medida de fuerza, ya que en la reunión realizada la semana pasada con los delegados y el sindicato de municipales, se encontraban representantes del Concejo Deliberante y votaron afirmativamente por el aumento de $300 pesos a otorgarse por única vez.

En el mediodía del viernes, el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, Julián Carrizo se acercó a las instalaciones del Concejo Deliberante con el fin de entablar diálogo con los delegados del sector. El representante del SOEMCO quiso convencer a los empleados administrativos de que la medida de fuerza que estaban tomando era ilegal y que se podían hacer las cosas de otra manera.

Por último, en horas de la tarde, el intendente Cotillo recibió a los empleados que tomaron la medida de fuerza y no trascendió ninguna solución hasta el lunes.

Comentá la nota