Paro en el Municipio: piden que sea declarado ilegal

El Ejecutivo Municipal presentó un recurso de amparo en el Juzgado Laboral 1 para que garantice la prestación de servicios. La comuna extiende el operativo de recolección de residuos y otros servicios urbanos hasta tanto se destrabe el conflicto laboral.
Mientras un grupo de empleados autoconvocados de la municipalidad de Villa Mercedes insiste con un paro por tiempo indeterminado para reclamar una suba salarial y otras mejoras laborales, la comuna desplegó un operativo de emergencia para asegurar la recolección de residuos en los diferentes barrios de la ciudad. Además, desde el Ejecutivo presentaron un recurso de amparo en la Justicia para solicitar que declaren la ilegalidad de la medida de fuerza que provocó la paralización de la prestación de servicios.

"Estamos trabajando con un plan de emergencia desde el viernes a la mañana en lo que es la recolección de residuos, incluido lo que es la recolección de servicios patológicos en hospitales, centros de salud y farmacias. Con respecto a los residuos domiciliarios estamos trabajando en función de los reclamos que tenemos en la zonas conflictivas, obviamente podemos notas que hay algunos sectores que están sobresaturados pero en el transcurso de unas horas se hace la recolección", dijo ayer Darío Sacco, secretario de Servicios Urbanos del municipio.

La protesta de un grupo de empleados municipales se desató el viernes a la mañana en el área de Servicios Urbanos, aunque la medida de fuerza se extendió a otros sectores como Administración, Cabina Sanitaria, Obras Públicas, Concejo Deliberante, Tribunal de Faltas, Cementerio, Casa de la Cultura y Palacios de los Deportes. Al mediodía, los autoconvocados presentaron un petitorio a la intendenta Blanca Pereyra para solicitarle una recomposición salarial, recategorizaciones y entrega de indumentaria, entre otros puntos.

Sin embargo, el reclamo no fue amparado por el Sindicato de Trabajadores de la Municipalidad de Villa Mercedes, conducido por Juan Carlos Mercau, quien también tildó de "ilegal" a la medida de fuerza (ver recuadro). En la actualidad, el gremio sólo representa a unos trescientos empleados de los mil cien que trabajan en la comuna.

Comentá la nota