Por el paro municipal se cancelaron más de 7 mil turnos y 40 cirugías

Las últimas 48 horas de paro de los municipales no sólo acarrearon problemas de tránsito, la consabida presencia de vendedores ambulantes y la falta de atención al público en las oficinas, sino que además golpearon duro al sistema de salud.
Los dos días de huelgas obligaron a reprogramar unos siete mil turnos —entre consultas, atenciones con especialistas e intervenciones ambulatorias en toda la ciudad— y a suspender unas 40 cirugías en los hospitales de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y de Niños Víctor J. Vilela.

Las estimaciones de las pérdidas corrieron por cuenta de la subsecretaria de Salud de la Municipalidad, Karen Liljesthröm, quien explicó que "son cifras aproximadas calculadas en base al promedio de consultas y de cirugías diarias". Y sin dudar aseguró que "el impacto del paro sobre la salud es muy importante".

Esta es la segunda semana de conflicto de los empleados del municipio. Sin embargo, la situación lejos está de calmarse. En medio de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo provincial, ayer los dirigentes sindicales entrecruzaron acusaciones con el Palacio de los Leones y ya piensan en nuevas medidas de fuerza (ver aparte).

Reprogramaciones. A la hora de evaluar la situación en centros de salud y hospitales, Liljesthröm aseguró que "el tener que reprogramar todos los turnos y cirugías conlleva pérdidas importantes". Y aunque aclaró que las cifras "son estimaciones", indicó que "permiten tener una idea de la magnitud del impacto".

Así, detalló que diariamente se realizan en la ciudad unas 3.500 consultas en los diferentes hospitales, centros de salud y dispensarios, lo que significa que las 48 horas de paro obligaron a reprogramar unas 7 mil consultas en toda la órbita de la salud municipal.

Sólo en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar) quedaron suspendidas en estos dos días 1.400 consultas médicas y no médicas, lo que incluye también intervenciones ambulatorias. Y en el Vilela la cifra es de 700 consultas, número que abarca además asistencia odontológica y salud mental.

Los quirófanos. También los quirófanos permanecieron cerrados en las últimas 48 horas, salvo para los casos de urgencias. Se deberán reprogramar unas 40 cirugías teniendo en cuenta que los dos principales efectores de alta complejidad de la ciudad, el Heca y el Vilela, realizan diariamente un promedio de 20 intervenciones.

Sin embargo, Liljesthröm aclaró que "existen cirugías también llamadas programadas, que ya sea por su propia complejidad o por la patología del paciente, no pueden ser suspendidas y se realizaron".

Comentá la nota