Paro médico afectará cerca de 500 salas sanitarias y 200 hospitales

La medida de fuerza se extenderá por 24 horas en 18 provincias. Por la misma, atenciones con turnos, cirugías y estudios deberán ser reprogramadas. En la Provincia, pararán además los afiliados a ATE
Hoy, en 18 provincias del país, los médicos de 200 hospitales públicos y 500 salas sanitarias llevarán adelante un paro de 24 horas para reclamar una mayor inversión en salud pública y la reapertura de las discusiones salariales, anunció ayer la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la Argentina (FESPROSA).

La FESPROSA destacó que "a pesar de haber atravesado dos epidemias (dengue y gripe A), este año el presupuesto de salud fue ejecutado sólo en un 36 por ciento". "A su vez, para 2010 se reduce la partida para el sector de $6.100 M a $5.600 millones. Mientras tanto, miles de profesionales de la salud del sector público se encuentran precarizados y cobran en muchos casos salarios inferiores a la canasta familiar", recalcó.

En la provincia de Buenos Aires, el paro afectará a 77 hospitales. Además, allí no sólo realizarán la medida de fuerza los médicos, sino que la harán también las enfermeras, el personal de maestranza y administrativos afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

El titular de ATE, Hugo Godoy, dijo que la medida de fuerza se aplicará para reclamar "un urgente aumento salarial para todos los trabajadores del Estado provincial, que se avance en la equiparación y blanqueos de las sumas que se perciben en negro, y también exigir el pase a planta permanente de todos los trabajadores precarizados, becarios, practicantes rentados, contratos".

Por su parte, María Inés Sasiaín, del gremio Cicop, expresó que "en el sector salud lo que más nos preocupa es la falta de cumplimiento de compromisos por parte del gobierno, como el pase a planta de los compañeros becarios". Además, denunció la "carencia de insumos en los hospitales y deudas con los proveedores, que nos permiten hablar de crisis en la salud pública".

Si bien la medida se enmarca en el contexto del paro nacional de Salud, la Cicop denuncia incumplimientos de la paritaria y reclama la creación de 800 nuevos cargos para atender las necesidades más urgentes y el pase a planta de 500 profesionales becarios. A su vez, pide un aumento del reemplazo de guardia, el 22% de recomposición salarial y la sanción de las leyes de normalización de la carrera profesional aún en trámite parlamentario.

De todas formas, el presidente de FESPROSA, Jorge Yabkowski, se atenderá a los internados y en las guardias de emergencias, mientras que las atenciones con turnos, las cirugías y los estudios que estaban programadas serán pasadas para otro día, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota