CTA paró y manifestó con acciones en varias localidades

Trabajadores estatales y privados, con los docentes que coincidieron en su primer día de un paro alternado con la jornada nacional de protesta de la CTA, marcharon por el centro de la ciudad y manifestaron frente a sedes gubernamentales. La manifestación concluyó en la Secretaría de Trabajo, donde continúan apostados los vigiladores. La autoridad laboral desconoce al sector, y recibe al sindicato patagónico y empresas.
Tal lo anunciado, en adhesión al paro nacional y movilización convocados por la CTA, hubo en Santa Cruz distintas manifestaciones que en nuestra ciudad tuvieron su concentración en el Hospital, y en la sede de ADOSAC provincial, y marcha por las calles céntricas y frente a sedes gubernamentales.

Al final de la jornada de paro y movilización, el titular provincial Alejandro Garzón evaluó que la medida de fuerza fue con un "alto acatamiento" que ubicó en el 90 %, aunque los trabajadores no salieron a la calle, al menos en nuestra ciudad, como avizoraban, con el aporte de los gremios estatales, privados y organizaciones sociales que pertenecen a esta central, y que llegarían del interior provincial.

Desde la zona norte llegó información que dio cuenta de una concentración en la Ruta 12 que, entre las 5 y las 15, reunió a trabajadores de EMPASA, CTA, ATE, con acompañamiento de docentes, cooperativas, hospitalarios y centro de salud, parques nacionales y polo obrero. Además, dieron cuenta de un paro efectivo en las áreas de saneamiento y energía de Servicios Públicos.

Garzón aseguró por LU 12 Radio Río Gallegos que "el paro ha sido contundente a lo largo y a lo ancho de la provincia, y ni qué hablar lo que fue esta jornada a nivel nacional", donde indicó, "pudimos instalar los reclamos que la CTA está llevando adelante desde hace mucho tiempo".

Explicó el dirigente que, si bien inicialmente la organización había planteado una manifestación hacia esta capital, finalmente dijo, "priorizamos que cada gremio local pudiera expresarse en su lugar, para instalar el debate entre los compañeros, y a través de los medios de comunicación".

En respuesta por la escasa participación, Garzón rescató una frase de Germán Abdala: "la peor marcha es la que no se hace", y en tal sentido mencionó además que "en el Hospital de Río Gallegos el paro fue contundente, en muchos sectores ni siquiera se marcó tarjeta, y los compañeros no salieron a la calle por un montón de cuestiones".

No obstante resaltó la importancia de la representación de organizaciones como ATE, ADOSAC, Judiciales, el gremio de Legislativos APEL, Vigiladores Privados y la Agrupación José Font, ambos de la CTA, en una marcha que recorrió hasta Roca y San Martín, Casa de Gobierno y terminó en la Secretaría de Trabajo, donde permanecen los Vigiladores privados.

Garzón enfatizó el reencuentro "con muchos compañeros que hace mucho tiempo que no nos veíamos, y estuvimos en la calle, no solamente en Río Gallegos, sino en otras diez localidades, y ese es el saldo positivo para nosotros".

Reconoció el dirigente que "no habrá una movilización, en este tiempo, como fue en el 2007, porque son procesos, pero lo importante es que estamos en la calle, y esto hay que valorarlo con todos sus matices".

"A mí no me importa lo que diga mañana el gobierno, o algunos punteros políticos, que éramos 60 o 100, porque la verdad es que la CTA se movilizó a lo largo y ancho del país, con objetivos concretos, reivindicaciones que llevamos adelante hace mucho tiempo, y que ningún medio nacional, provincial o local pudo hacer oídos sordos a esta marcha y a este paro que hizo la CTA en todo el país".

Paro de ATE Santa Cruz

Sobre la continuidad de un paro que decretó por su parte ATE Santa Cruz, por 48 horas, Garzón informó que implicará en la zona norte la continuidad de acciones en las dos rutas principales, una jornada de asambleas y organización en Los Antiguos, "para analizar cómo seguimos en adelante, las medidas de fuerza, si no hay respuesta en los salarial".

"Así vamos a hacer en cada uno de los pueblos", dijo, anticipando "una jornada de reflexión, de debate, de encuentro, de organizarnos para adentro, y sacar conclusiones cómo seguimos la semana que viene y el resto de los meses, con la cuestión salarial, por el convenio colectivo y todo lo que venimos peleando hace tiempo".

Sin novedades con los vigiladores

También lamentó que a diez días del conflicto, "no hay novedades" para el reclamo que los Vigiladores continúan, instalados ahora en la Secretaría de Trabajo, lamentó expresiones del titular Raúl Santibáñez sobre que el Sindicato no tiene personería gremial, que solamente reconoce al otro gremio que pertenece a la CGT, con el que ayer tenía una audiencia de conciliación, con la cámara empresarial.

Garzón se preguntó "qué conflicto podrían destrabar, si ese gremio no lleva ningún conflicto adelante" y destacó con eso, la decisión de continuar la toma pacífica por parte de los manifestantes.

El dirigente informó que hasta que la CTA no tenga "resuelto el problema de los más de 100 compañeros despedidos, de poder sentarnos en alguna mesa donde podamos avanzar en discutir las condiciones laborales, el salario, el convenio colectivo de trabajo que rige la actividad, vamos a seguir esa medida de fuerza". "Nos preocupa que tenemos despedidos, padres de familia que tienen que pagar un alquiler y alimentar a su familia", añadió.

Sobre la actitud de Santibáñez de no recibir a la entidad, cuando lo ha hecho en otras oportunidades, para resolver conflictos, observó: "se ve que tiene órdenes políticas o responde a algún tema que ya nosotros no conocemos". Mientras tanto afirmó que "si no hay respuesta y no hay una mesa de negociación, el conflicto se va a profundizar".

Comentá la nota