Un paro de gremialistas dejará sin subte a los porteños por dos horas

Un paro de gremialistas dejará sin subte a los porteños por dos horas
Trabajadores del subte llevarán adelante un paro desde las 12 hasta las 14. Ayer, levantaron los molinetes en algunas estaciones. Reclaman que se autorice la creación de un nuevo gremio separado de la UTA, el sindicato del sector

Los trabajadores del subte, que ayer realizaron una protesta, aseguraron que hoy cumplirán una huelga de dos horas, entre las 12 y las 14, para exigir al gobierno nacional que autorice la creación de un nuevo sindicato exclusivo de ese medio de transporte.

Así lo confirmaron los gremialistas que ayer encabezaron la protesta que, entre las 8 y las 10, permitió a los pasajeros viajar gratis, al levantar los molinetes de varias estaciones de las seis líneas de la red y el Premetro, que diariamente traslada a un millón y medio de personas.

Ambas medidas de fuerza, originadas en la dura interna sindical que persiste en el subte desde hace más de tres años, fueron criticadas por la concesionaria del servicio, Metrovías, y por el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, quien exigió la intervención del ministerio de Trabajo para que "defina la situación".

También, los sindicalistas de base exigieron al titular de la cartera laboral, Carlos Tomada, que adopte una medida frente al pedido de inscripción de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro, un nuevo sindicato por fuera de la estructura de la UTA.

De hecho, Néstor Segovia, uno de los jefes de la protesta, reclamó al ministerio de Trabajo y a Carlos Tomada en particular que "cumpla la ley" e insistió en pedir la personería gremial para garantizar "la libertad sindical".

Tanto la medida de fuerza de ayer como la anunciada para hoy se producen a pocas horas de que los delegados oficiales que responden a la UTA y la patronal de Metrovías acordaran un aumento salarial del orden del 20 por ciento. Fernández y la compañía coincidieron en que el sueldo más bajo, el de boletero, quedó fijado en $4.000, mientras que los maquinistas especializados, el escalafón más elevado de ese medio de transporte, fue elevado a un máximo de 6.500 pesos.

Frente a las últimas mejoras en los sueldos de los empleados, Segovia justificó las medidas de fuerza al sostener: "No voy a cambiar tres despidos por ningún aumento. El paro sigue vigente".

Comentá la nota