El paro docente registró en Tandil un acatamiento del 80 por ciento

La medida impulsada por la Confederación Trabajadores de la Educación de la República Argentina, a la que se sumaron la totalidad de los gremios de la educación, registró una adhesión de un 80 por ciento en Tandil. La reacción fue en repudio a las hechos de violencia, generados en Capital Federal, de los que fueron víctimas un grupo de docentes.

De esta manera, en la víspera las clases en nuestro distrito vieron afectada seriamente su actividad, ya que el acatamiento, al igual que en resto del país, fue muy alto. En dicho marco, en horas de la mañana casi un centenar de docentes se dio cita en el veredón del Palacio Municipal para manifestarse y debatir sobre la problemática que atraviesan los trabajadores de la educación.

En diálogo con LA VOZ, el secretario general de Suteba en nuestra ciudad, Juan Carlos Muñoz, explicó que el alto acatamiento que tuvo la medida de fuerza se debió a que los docentes no van a tolerar ningún otro caso de violencia hacia los trabajadores. El paro, se llevó a cabo para repudiar lo que sucedió el lunes en Capital Federal, donde un grupo de docentes resultó herido en el momento en que se encontraba manifestando frente a la jefatura de Gobierno.

Con respecto a la marcha que se realizó en nuestra ciudad, añadió que “la convocatoria es para evaluar cuál es la situación. Pero la idea es formar parte de todos los actos que se están realizando en todo el país, para repudiar los hechos de violencia que sucedieron en Capital Federal. No queremos que se vuelva a repetir lo que sucedió en Neuquén, porque en aquel momento asumimos el compromiso de que no se iba a tolerar ningún tipo más de violencia hacia trabajadores que reclamen por sus derechos”.

Al ser consultado sobre cuál era el panorama en nuestra ciudad, añadió que el balance del paro fue “altamente positivo” ya que registró un acatamiento de un 80 %. Pero además, la medida también se sintió en algunos establecimientos educativos privados ya que los gremios pertenecientes a dicho sector también se sumaron al reclamo.