El paro del campo finaliza el viernes pero las protestas siguen hasta diciembre

El descontento de los productores hizo subir el termómetro de jornada, tanto que la dirigencia se mostró incoherente frente a sus reclamos. Se sucederán asambleas hoy en Stroeder y mañana en General Pico. Los autoconvocados marcharon ayer en caravana por calles céntricas.
Aunque en horas de la mañana los titulares de las cuatro entidades que integran la Mesa de Enlace agropecuaria dieron signos discordantes sobre su decisión de continuar o no con la medida de fuerza iniciada la semana anterior, presionados por las bases disconformes con las medidas emanadas desde el Gobierno, finalmente se decidió que el paro termine mañana pero que continúen las protestas hasta el mes de diciembre.

Una muestra de esa gran irritación la dieron los productores locales que marcharon en caravana por calles céntricas para apostarse frente al Municipio durante unos cinco minutos. Los vehículos que integraban la caravana de protesta agropecuaria circularon en forma lenta, de manera que su marcha afectó el tráfico normal en el centro a esa hora, se manifestaron con banderas argentinas e hicieron sonar con estridencia sus bocinas.

La caravana circuló durante unos veinte minutos y se desvaneció luego por Vicente López. Sin embargo, el cruce de 226 y 51 se vio tranquilo durante toda la semana, con poca presencia de ruralistas que mantenían la reducción de la calzada, el tránsito demorado y algunos neumáticos encendidos.

Pero aún más contundente fue la convocatoria anunciada por la presidenta de la Sociedad Rural olavarriense a una asamblea que se realizará el próximo martes en nuestra ciudad, en simultáneo con la conmemoración del Día del Agricultor, donde se podría definir la continuidad de un plan de lucha.

La dirigencia se vio dividida y no exhibió una postura coherente. Por un lado, la Sociedad Rural mostró una actitud más conciliadora y disposición para finalizar la medida de fuerza a última hora del viernes. "Hay un problema, que es atentar contra los ganaderos mismos; es muy difícil mantener la hacienda sin comercializar y no se puede exigir una inmolación", remarcó el titular de la SRA Hugo Biolcati.

Pero por el otro, los productores autoconvocados y entidades adheridas a Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) amenazaban con continuar la medida por "unos ocho o diez días más", con controles de carga de cereales o la convocatoria a movilizaciones masivas. El mismo mandato llevó Eduardo Buzzi, de la Federación Agraria, quien aseguró que se trabaja en un plan de lucha que culminaría el mes de diciembre para el recambio de legisladores.

En ese sentido, la titular de la Sociedad Rural local, Norma Urruty, confirmó ayer que el martes próximo, durante la conmemoración del "Día del Agricultor", nuestra ciudad será anfitriona de una asamblea de Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) a realizarse en el predio ruralista desde las 11.30, a la que ya anticipó su asistencia el presidente de CRA, Mario Llambías, junto con representantes de la Mesa Agropecuaria provincial. Declaraciones que luego serían ratificadas por el diputado electo del PRO y vicepresidente de Carbap en uso de licencia Jorge Srodek, quien se refirió al gran descontento que advirtió en una recorrida efectuada por distintos puntos de protesta.

Una de las posibilidades que se barajaban es que la Mesa de Enlace podría decidir la prolongación del paro que finalizaría con la asamblea de Carbap en nuestra ciudad. También estaba pendiente la respuesta de la Mesa de Enlace a un pedido de los autoconvocados de Bolívar, quienes tienen intenciones de organizar una marcha sectorial a Plaza de Mayo.

Ecos

También desde temprano se conoció la remoción del ministro de Asuntos Agrarios provincial Emilio Monzó, quien mantenía una relación en buenos términos con la dirigencia agraria. Esa medida del gobierno de Daniel Scioli no cayó bien y fue criticada desde el sector en duros términos porque fuentes del oficialismo habrían deslizado que detrás de la movida hubo un pedido expreso del ex presidente Kirchner.

La actividad de ayer en la quinta jornada de protesta se focalizó en unos 30 cruces de rutas provinciales, donde los productores rurales comenzaron a expresar su "disconformidad por la permanente actitud destructiva del gobierno hacia el sector agropecuario". Por su parte, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ratificó que el diálogo con el campo no se encuentra cortado y dijo haber enviado "al menos 20 señales" en ese sentido.

Fernández también apuntó que el pedido todavía trunco de retenciones cero para maíz y trigo está al alcance de la mano si se logra "un acuerdo entre productores, exportadores y el Gobierno para garantizar el mercado interno". Y aclaró que los demás puntos pactados con la dirigencia rural para la ganadería ya se cumplen, excepto "la terminación del novillo pesado", que se estaría reglamentando por estos días.

En nuestra ciudad, unos 25 vehículos circularon ayer alrededor del mediodía por calles céntricas y detuvieron su marcha frente a la Municipalidad. Este modo de protesta fue decidido en horas de la mañana y los manifestantes partieron desde el cruce de las rutas 226 y 51 hasta calle Rivadavia. Por esa arteria llegaron al sector del microcentro hasta desembocar en la plaza central, a la que circundaron, y una vez frente al Municipio se detuvieron en ese lugar por unos cinco minutos.

La determinación de los productores de continuar con la medida de fuerza podrá ser sopesada hoy y mañana por la dirigencia. Hoy a las 11 se concretará una asamblea de Carbap en Stroeder, Partido de Carmen de Patagones, a la cual asistirán el presidente de Carbap, Pedro Apaolaza; el presidente de CRA, Mario Llambías; y el presidente de SRA, Hugo Biolcatti. Y mañana viernes a las 19 se hará lo propio en la provincia de La Pampa, donde se realizará una asamblea abierta, es decir que no se restringirá sólo a los socios de las entidades convocantes, en la entidad en la Sociedad Rural de General Pico.

Comentá la nota