El paro de los bancarios se hizo sentir en la city local .

El nuevo paro bancario en todo el país registró un acatamiento total de los trabajadores. En Rosario incluyó una marcha por el centro de la ciudad hasta Mitre y Santa Fe, donde culminó con un acto. El próximo miércoles, en una nuevo plenario de secretario generales decidirán cómo seguirá con el plan de lucha de no hallar respuestas favorables de las entidades que agrupan a los bancos.
Los bancarios pararon cinco horas por turno y durante todo el horario de atención al público en demanda de una recomposición salarial del 25 por ciento para todas las categorías.

En tanto, los gastronómicos levantaron ayer el paro que pretendía realizar durante este fin de semana largo en hoteles y restaurantes ante la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. El sindicato reclama un aumento del 28 por ciento en los salarios y promovió la medida de fuerza como respuesta a una contraoferta recibida de las cámaras del sector para pagar una suma fija de cien pesos no remunerativos.

La discusión salarial de los gastronómicos comenzó en febrero pasado y permanece sin acuerdo. El vicepresidente de las Cámaras Gastronómicas, Ricardo Sánchez, aseguró que con el gremio "estamos dispuestos a negociar" y consideró que, tal como sucedió en anteriores paritarias, "siempre hemos logrado un acuerdo".

En cambio, ayer parecieron registrarse en algunos conflictos laborales ya emblemáticos en Rosario. No en todos.

Cotar: Los trabajadores de Cotar decidieron ayer levantar el paro que vienen sosteniendo desde abril, después de aceptar un pedido del gobierno provincial, que se comprometió a realizar gestiones en distintos frentes (productivo, financiero y judicial) para intentar revertir la crítica situación de la cooperativa láctea. La viceministra de Trabajo, Alicia Ciciliani, explicó que la provincia se comprometió a "monitorear de cerca" la administración de la firma, que es denunciada por los empleados de provocar un vaciamiento.

Mahle: Los operarios de Mahle aceptaron postergar la audiencia en la cartera laboral luego de que las autoridades provinciales les aseguraran que el miércoles próximo se sentarían con la compañía, en la cual los directivos explicarían el estado de las negociaciones para que, probablemente una unión transitoria de empresas (UTE) con Taranto al frente, se haga cargo de la fábrica de Perón al 5.600.

Camioneros: el sindicato de Camioneros extendió ayer la protesta que lleva adelante para el blanqueo y encuadramiento gremial de los choferes de la distribuidora DBC, en Perón y Roullión, bloqueando también el ingreso y egreso de otra depósito ubicado en Richieri y Brown.

Comentá la nota