Paro bancario: en Santa Rosa no cobraron los jubilados

En el país y la provincia, los bancos abrieron sus ventanillas a los abuelos, pero en esta capital una asamblea decidió que el paro fuera total. La presidenta del BLP reclamó "responsabilidad social".
El paro de los bancarios en esta capital dejó sin cobrar sus haberes a los jubilados, una situación que no ocurrió en el resto del país puesto que la decisión de la Asociación Bancaria en el ámbito nacional fue cubrir las liquidaciones a ese sector. Sin embargo, en esta capital, los trabajadores del Banco de La Pampa decidieron el lunes, en una asamblea, que las ventanillas no abrieran para nadie, cosa que se respetó a rajatablas durante la jornada de la víspera.

Jorge Peralta, secretario adjunto de la Asociación Bancaria, lo explicó de la siguiente manera, en diálogo con Radio Noticias: "cada seccional puede acomodar la modalidad de la medida de fuerza a lo que crea conveniente y los compañeros tomaron la decisión de no atender a los jubilados, ni por la mañana ni por la tarde. La vez anterior se había atendido por la tarde, pero ahora se resolvió esta modalidad por unanimidad".

El dirigente consideró que la medida no era "tan grave" dado que los 300 ó 500 jubilados que ayer no cobraron podrán hacerlo hoy sin ningún problema.

Repudio.

La decisión de los bancarios santarroseños mereció el repudio de la presidenta del Banco de La Pampa, Laura Gallucio, quien calificó la medida como "excesiva e innecesaria" y apeló a "la responsabilidad social de todos" para que no vuelva a ocurrir.

"El secretariado nacional de la Bancaria, y así lo dijo expresamente en su página web, resolvió ayer a la mañana (por el miércoles) no trabajar en el horario de atención al público, pero sí abonar las jubilaciones. Ayer a la tarde, el personal del banco en General Pico, en una asamblea, adhirió a esa postura; pero eso no ocurrió en Santa Rosa porque el lunes, antes de que la protesta fuera confirmada en el ámbito nacional, la asamblea resolvió que ni siquiera atenderían a los jubilados".

"Ante esta situación, viendo que el resto de los bancos y de las plazas lo hacían, el gerente de Recursos Humanos se comunicó con los dirigentes Raúl Peralta y Fabio López, y en forma telefónica con (el secretario general de la seccional local) Raúl Ibáñez para que levantaran parcialmente la medida y le pagaran a 500 jubilados en la agencia All Boys, pero respondieron que acatarían lo resuelto por la asamblea", indicó la banquera.

"No había motivos".

Agregó que "el banco siempre respetó y respetará el derecho de huelga porque es constitucional, pero también tiene que garantizar derecho a trabajar de quienes no están de acuerdo con el paro y, además, cumplir con una responsabilidad social como es abonar las jubilaciones. Porque esas 500 personas no tienen otra forma de hacerse del dinero que cobrándolo por caja".

Finalmente, Gallucio remarcó que "mi humilde opinión es que el endurecimiento de la postura en Santa Rosa fue excesivo e innecesario porque los trabajadores no tenían motivos adicionales para hacerlo. El banco cumplió a rajatabla con sus obligaciones. Por eso apelamos a la responsabilidad de todos, ya que sin la colaboración de los dirigentes y de los empleados no podemos brindar ese servicio".

Comentá la nota