Paro y amenazas de paro en comunas del interior

Los intendentes de Fiambalá, Pomán y Mutquín ya fueron notifi cados por el gremio de la inminencia del inicio de la protesta.

Tras la decisión de la Comisión de Participación Municipal de no asistir a ninguna comuna para que adhiera al pago del incremento del 11% otorgado por el Gobierno Provincial, comenzaron los problemas en los municipios.

Impedidos de afrontar el aumento con fondos propios, los intendentes comenzaron

a recibir avisos de paro y en otros municipios las medidas de fuerza ya se

iniciaron esta semana, después de que los empleados cobraran el salario de septiembre sin la recomposición mínima de 200 pesos que ya perciben los empleados provinciales y los de algunas otras comunas, como los capitalinos.

Desde el lunes, los municipales de El Alto están de paro, con el consecuente resentimiento de las obras y servicios públicos.

"El intendente Moisés Bulacios se había comprometido a pagarnos el 11% y ahora

dice que no hay plata", remarcó Leopoldo Márquez, delegado normalizador de ATE.

Aunque ayer Bulacios recibió al gremio y pidió prudencia hasta que realizara gestiones ante el Gobierno Provincial, la medida de fuerza se endureció ayer con quema de gomas.

En Tinogasta, las medidas de fuerza comenzaron el miércoles y se intensifi caron

ayer ante la imposibilidad, manifestada por el municipio, de hacer frente a los 200

pesos de aumento. La situación mantiene ocupados tanto al intendente como al secretario de Hacienda, Carlos Sacabas, quienes anticiparon que esta semana será imposible dar algún tipo de solución. A pesar de las declaraciones del intendente Simón Quintar, que apelaba al sentido común de los trabajadores, el dirigente gremial Atilio Luján anticipó que el paro continuará hasta que llegue el aumento. La situacion podría complicarse el fi n de semana, con la acumulacion de residuos, ya que la recolección recién se retomaría el martes.

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Ricardo Arévalo confi rmó

que las medidas de fuerza se mantendrán hasta obtener el reconocimiento de los 200 pesos. "Algunos intendentes están especulando para pagarlo más adelante, pero

les vamos a exigir el retroactivo desde septiembre", anticipó el sindicalista.

Arévalo informó además que ya se enviaron cartas documento a las comunas de

Fiambalá, Pomán y Mutquín para realizar la notifi cación legal de inicio de las medidas de fuerza. Según anticipó, entre el lunes y martes de la semana próxima, si no hay respuesta a las demandas salariales, iniciarán el paro en esas comunas.

El intendente de Fiambalá, Amado David Quintar, confi rmó la recepción del aviso

de paro de los trabajadores. Pero dijo que, salvo que consigan la reparación histórica

que reclaman (ver aparte) será imposible cubrir el aumento. En el caso de los capitalinos, la protesta por un aumento del 22,5% -ya obtuvieron el 11%- está en

compás de espera por la conciliación.

Comentá la nota