El paro: agujero negro en educación.

El paro: agujero negro en educación.
Vilma Rivarola realizó un llamado a los docentes a buscar otra forma de lucha y más diálogo. "Es inaceptable que pierdan más días de clase" dijo la diputada provincial justicialista "Es inaceptable que más de 225 mil jóvenes y niños jujeños, sigan perdiendo días de clase" dijo la diputada provincial Vilma Rivarola, presidenta de la Comisión de Educación de la Legislatura.

La legisladora reconoció la gran preocupación que embarga a las autoridades de la provincia por la extensión del conflicto salarial, y admitió como mucho más grave el desconcierto que ha brotado a miles de padres que ven cómo día a día naufraga el ánimo en el seno de cada familia. Esta misma sensación, embarga 225 mil jóvenes y niños de Jujuy, que han comenzado a sentir la desazón y el desaliento de verse postergados, mientras los días pasan sin una solución que les permita incorporarse de lleno a su actividad principal: concurrir a las escuelas y colegios, y estudiar. El Gobierno ha venido realizando todas las mejoras posibles en sus propuestas y todas estas actitudes francamente superadoras han chocado siempre con una intransigencia que es difícil de entender", señaló.

Los paros, agregó, "son en el universo de la educación un verdadero agujero negro: se tragan los días de clase que luego es muy difícil recuperar. Y con ellos, se tragan la fuerza de los docentes especialmente como en este caso, la energía del comienzo del ciclo lectivo, el entusiasmo de los estudiantes de todos los niveles, y se tragan también los derechos de la franja más sensible de la sociedad. Porque los mayores debemos pensar en los derechos de esos 225 mil estudiantes, que ven postergada su inserción en los estamentos que la sociedad debería garantizarles".

"Yo soy docente, dijo Rivarola, y sé positivamente que los sueldos del sector del sector han venido siendo sustancialmente mejorados dentro de los márgenes que la realidad impone. Y sé también que lo último que quiere la gran mayoría de los maestros y profesores es llegar al paro. También soy madre y me duele ver las diferencias que se agrandan en una comunidad cuando la educación pública se encuentra jaqueada. Y en esta etapa de mi vida, el destino quiere que me encuentre ejerciendo la función de diputada provincial, precisamente, como titular de la comisión de educación. Esta experiencia me permite tener un panorama aceptable de nuestra realidad y en virtud de ella es que creo honestamente que hoy debemos poner como prioritaria, la situación de los estudiantes. Reitero: es inaceptable que sigan perdiendo días de clase, y en esto, estoy segura que interpreto el sentimiento absolutamente mayoritario de la sociedad de Jujuy".

"Desde el Gobierno Provincial se extreman las diligencias en procura de atender de la mejor manera posible las demandas del sector docente, y creo que nadie puede dudar de esa voluntad. Pero la delicada situación general, no permite comprometer más de lo que se ofrece. Y lo que se ofrece no es ni una burla, ni una falta de respeto, ni una tomada de pelo, como muchos repiten irresponsablemente. Es simplemente lo que se puede dar, con la seguridad que es lo que se podrá seguir dando a lo largo de un año que será económicamente terrible para todos", dijo la diputada.

Finalmente, agregó que "no puedo menos que considerar legítimos los reclamos de los maestros y los profesores. Pero con la misma energía, tampoco puedo dejar de condenar enérgicamente los episodios de intolerancia y de violencia, como el que protagonizó días pasados un minúsculo grupo de afiliados del CEDEMS, en el que terminó herido de una pedrada en la cabeza el subjefe de Policía de la Provincia. Creo que ese hecho, debería actuar como el disparador de un cambio de actitudes antes que los violentos de siempre sigan intentando que se generalicen estos enfrentamientos y que logren instalar una escalada de agresiones. Reconozco -como todo el Gobierno- la legitimidad de los reclamos y las exigencias de los docentes. Pido que a su vez reconozcan las posibilidades y el esfuerzo que se realiza desde el Estado Provincial en procura de atender los pedidos. Pero por sobre todo, pido con humildad y enfáticamente que se levante el paro docente: garanticemos entre todas las partes los derechos de los estudiantes de la escuela pública y que no sigan perdiendo días de clase. Quizá haya que extremar el ingenio desde todos los sectores y tal vez en lo que le corresponda a la dirigencia gremial, puedan encontrar otras formas de lucha y más ejercicio del diálogo, pero no debemos dejar a nuestros jóvenes fuera de las escuelas y los colegios públicos".

Comentá la nota