Un paro afecta a la atención privada de la salud.

Clínicas, sanatorios y consultorios médicos de la ciudad de Villa Mercedes hoy atendieron únicamente guardias y urgencias. Según reveló Aníbal Gómez, Secretario General la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA) el acatamiento al paro fue total. Los hospitales públicos atienden con normalidad.
Los empleados de la salud reclaman al sector privado un aumento salarial del 19 por ciento. La suspensión de actividades se extendería hasta mañana pero los gremialistas advirtieron que la medida de fuerza persistirá si no llegan a un acuerdo con las cámaras empresariales. Los hospitales públicos no fueron perjudicados por la disposición.

"Queremos agradecer a la comunidad que ha entendido la medida y a todos los trabajadores que posibilitaron que la medida fuera un éxito. Esto no es un capricho nuestro. La gente lo está tomando bien porque además se están atendiendo las urgencias. Es lamentable pero nosotros tenemos que velar para que se concrete la medida de fuerza y la gente trabaja a desgano y en salud no se puede trabajar así", comentó Gómez.

El secretario gremial ratificó que la adhesión en la provincia fue del cien por ciento sin embargo hasta el mediodía de hoy la Confederación Argentina de Clínicas y Sanatorios (CONFECLISA) no había llegado a un acuerdo con los trabajadores de la sanidad.

Aunque en San Luis el personal de salud se rige por el Convenio Colectivo de Trabajo 122/75, el paro no afecta a hospitales y centros de salud estatales porque el gobierno provincial modifica la escala salarial para este sector de acuerdo a la Ley 5588(R).

Comentá la nota