El Parlamento español le da media sanción a la ley del aborto libre

Fue con 184 votos a favor y 158 en contra. Ahora deberá ser debatido en el Senado
Por una clara mayoría de 184 votos a favor y 158 en contra, la Cámara de Diputados española aprobó ayer el proyecto de ley que establece el aborto libre en las primeras 14 semanas de gestación, estipula los 16 años como mayoría de edad para la intervención y considera la interrupción del embarazo como un derecho de la mujer.

Se trata de la instancia más importante en el trámite de sanción del proyecto presentada por el gobierno socialista y el PSOE.

Hasta la semana 22 de gestación la interrupción sólo se podrá realizar si se demuestra que supone un grave riesgo para la salud de la madre o el feto presenta graves malformaciones, aunque únicamente será necesario el informe de un médico. Si el feto presenta malformaciones incompatibles con la vida, el aborto se puede practicar en cualquier momento, sin límite de tiempo.

Ahora, el texto pasa al Senado donde se le incorporaran varias reformas pactadas de gran importancia como el artículo referido a las adolescentes de 16 a 18 años que ahora deberán informar a uno de sus padres que piensan interrumpir la gestación.

Pero existe una excepción en los casos en que pueda suponerles a las adolescentes "violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones o malos tratos".

También se incorporará otra enmienda que regula la objeción de conciencia para los profesionales sanitarios que deben estar "directamente implicados" en la intervención del embarazo (médicos, enfermeros) y no quieran realizarlos. Es decir, que no se puede producir una objeción de una entidad como clínicas u hospitales.

Además, se incluye que los estudiantes de Medicina y Enfermería deberán aprender en sus cursos de formación cómo realizar abortos.

En las escuelas, la interrupción del embarazo será incorporada como tema en los cursos de educación sexual en todos los niveles escolares.

La penas de prisión para las mujeres que aborten fuera de plazo quedan abolidas y solo habrá multas.

Para el movimiento feminista se trata de un triunfo histórico que cumple con su lema de que el aborto "es cosa de la mujer".

Votaron a favor los socialistas, los nacionalistas vascos del PNV y los de Navarra, Esquerra Republicana de Cataluña, Bloque Nacionalista Gallego, Izquierda Unida e Izquierda-Los Verdes.

El Partido Popular se opuso frontalmente a la nueva Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva que formaliza la interrupción voluntaria del embarazo por decisión única de la mujer sin que se necesite invocar causa alguna ni la autorización de médicos o cualquier tipo de autoridad.

Los legisladores del partido Popular fueron los únicos que votaron en bloque contra la iniciativa porque los otros votos negativos fueron de algunos parlamentarios de otros partidos.

Por su parte, la Iglesia católica mantiene su firme oposición ya que hace pocos días reclamó que el aborto fuera considerado como "un delito" y advirtió a los políticos que apoyaran la ley en el parlamento que podrían ser considerados "pecadores públicos" y se los podría excluir de la comunión.

El presidente de la Cámara de Diputados, José Bono, del Partido Socialista Obrero Español y católico practicante, en un acto realizado en un convento, proclamó que la Iglesia le había dado la comunión a Pinochet "que era un asesino y me la niega a mí porque soy socialista".

Comentá la nota