Paritarios Ley 591 quieren definir aumento salarial en febrero

El 16 es la primera reunión de la paritaria. Con diferencias en los planteos, los paritarios de UPCN, APAP y ATE coincidieron en acotar los plazos para una definición salarial. UPCN evaluó que la "pirámide salarial es lo que más se ajusta a las necesidades de los trabajadores públicos".
APAP sostiene el pedido de un 40 % sin discriminación de categorías, para una posterior recategorización. Lo mismo pide ATE Santa Cruz, para todos los sectores nucleados en esa organización. El paritario Jorge Lemos consideró que por la postergación, ese aumento debiera ser para el sector, de hasta un 60 %.

Tras las informaciones oficiales que ratificaron el compromiso del Gobierno, de tender prioritariamente este año a una recomposición salarial para los trabajadores públicos Ley 591, el paritario de la Unión del Personal Civil de la Nación Seccional Santa Cruz, José Castro dijo que como quedó establecido para el 16 de febrero será la primera reunión de mesa de negociación paritaria del sector,"para acordar en base a la propuesta presentada por la UPCN" que consideró, "es la que más se ajusta a las justas necesidades que tienen nuestros compañeros de la administración pública, para una verdadera recomposición salarial".

Consultado por LU 12 Radio Río Gallegos si comparte el pedido de la normalización de la APAP, de un 40 % de recomposición salarial para el sector, Castro reiteró que la UPCN plantea "recrear una pirámide salarial, que va a llevar a generar una verdadera carrera administrativa".

El dirigente se manifestó contrario a establecer un porcentaje de aumento, al explicar que "si nosotros hoy salimos ligeramente a decir ‘queremos un 40 % de aumento para todo el mundo’ estaríamos beneficiando a algunos en detrimento de otros".

En cambio opinó que "tenemos que ser claros al plantear de qué manera tenemos que repotenciar las viejas categorías, porque tenemos un escalafón obsoleto, pero si marcamos una diferencia de una categoría 10 a una 15 con el actual escalafón, la diferencia es de 19 pesos, y si digo de una 10 a una 11, es de un peso 29 centavos", por lo que indicó: "lo que planteamos es que tenemos que revalorizar las categorías, recrear la pirámide laboral y salarial, para marcar la verdadera diferencia que tenemos que tener".

Esta propuesta dijo, por la presentada por la UPCN en la paritaria, "es la que mejor se ajusta a los trabajadores públicos, porque se estaría dando un salto enorme en lo remunerativo, revalorizando y recreando no sólo remunerativamente, sino recreando también esa pirámide en lo laboral, para recuperar una verdadera carrera administrativa".

Castro fue categórico al afirmar que la UPCN no esperará hasta marzo "para empezar a discutir esta cuestión salarial, las presentaciones las hicimos en noviembre, lo hicimos público en diciembre, elevada al Gobierno para su análisis, así que en febrero tenemos que estar definiendo esta recomposición salarial de los trabajadores Ley 591".

El dirigente calculó que alrededor de 10.500 empleados que dependen de la administración central esperan estas novedades.

Por un aumento general del 40 %

A diferencia de la UPCN, la normalización de la APAP, también representada en la mesa de negociación paritaria, espera un aumento general para los empleados de la Ley 591, sin discriminación por categoría.

El paritario de la APAP, Francisco Pérez planteó sus reservas sobre la propuesta de la UPCN, que ya fue planteada en esa mesa de negociación, y dijo estar en desacuerdo. "Queremos que se dé un aumento parejo para todos, porque la pretensión de la UPCN es darle un 40 % a una categoría 24 y un 10 % a una categoría 10".

Por el contrario afirmó: "si la categoría 10 es la más vulnerable, pensamos que primero hay que dar un aumento general del 40 % para todos, y cuando esté la situación económica dada, ahí sí se puede pensar en recategorizar la carrera, pero por ahora no".

Para Pérez, "este es un planteo que traemos desde 2008", y si bien dijo entender que la situación económica no permitía atenderlo, evaluó que la definición actual, "tiene que ser lo más expeditiva posible".

Consultado finalmente sobre los plazos de la extendida normalización a cargo de la APAP, el dirigente explicó: "tenemos que tratar de restituir todas las propiedades de la APAP, que en su momento había entrado en un concurso de acreedores, todo eso se fue saldando, está saneada la situación, de a poco se va arreglando todo lo que estaba mal", con lo cual no descartó que en 2010 se pueda llamar a elecciones.

Desfasaje en dos años sin incremento salarial

A su turno, el paritario de ATE Santa Cruz Jorge Lemos dijo que los gremios ya hicieron sus planteos en esa mesa de negociación, en tanto ratificó el pedido del sector de un 40 % de aumento salarial, "valorado en que hace prácticamente dos años que no hemos tenido ningún incremento".

No obstante, al referirse específicamente a los empleados Ley 591, señaló que "hay un desfasaje muy grande del valor del sueldo, donde es imposible pensar que un empleado categoría 10 pueda vivir con 2.600 pesos de ingresos en Santa Cruz".

En este sentido evaluó que "quizá cuando hablamos entonces de una Ley 591 tendríamos que pensar en un 60 % de aumento, y sí, un 40 % hasta que esté culminado el convenio colectivo unificado, para los empleados de las leyes 1.200 y 1.795".

A Lemos "le parece bueno que al menos el gobierno haya tomado conciencia de la necesidad del aumento, ya que el último incremento que se generó fue en marzo de 2008, cuando se dispuso un aumento escalonado del 20 % que se completó en junio, que con la inflación y la proyección de 2008 que fue del 25 %, quedó muy atrás, con un desfasaje aumentado por los distintos procesos que sufrieron el país y la provincia".

Comentá la nota