En paritarias los gremios locales pedirán un 20% de aumento

Referentes de diversas ramas laborales y agrupaciones sindicales ponderaron que durante las negociaciones salariales, el piso en el monto a discutir debe tener en cuenta el ascenso en los índices que marca el nivel de vida de los trabajadores. Expectativa y malestar ante la postura asumida por el Gobierno Central.

El momento de las discusiones salariales se encuentra muy próximo a concretarse, cuando los diferentes sectores de las ramas laborales del país y la provincia se den cita en las respectivas mesas de diálogo y discusión en torno de las paritarias que fijarán los niveles monetarios para configurar los sueldos de la masa trabajadora durante 2010.

Por ello, EL SIGLO consultó a referentes de tales sectores y agrupaciones gremiales, con el objeto de requerirles cuáles serán sus proyecciones, reclamos o condiciones para entablar cada una de las rondas consultivas y arribar, de esa forma, hacia alguna instancia de acuerdo.

Desde la Asociación Bancaria de Tucumán, su titular Eduardo Bourlé, señaló que, al momento de esquematizar un parámetro de negociación, se tendrá en cuenta el acuerdo alcanzado hacia finales del año próximo pasado, cuyo monto fue fijado en 1600 pesos: "consideramos que esta suma significa un muy buen piso para la proyección de 2010, desde un principio, ya se cuenta con una base de 800 pesos para empezar a discutir el tema salarial".

Además, aclaró que lo acordado finalmente debería ser retroactivo al uno de enero, ya que "los 1600 son no remunerativos y por única vez, sería una especie de paliativo".

Sin embargo, estipuló que en términos porcentuales, el gremio ponderaría una suba cercana al 23 por ciento, pero que la concreción de tal estimación resultaría muy difícil llevarla a la práctica debido "a la negativa por parte de las patronales. Pero nuestro pedido no es un capricho, sino que contempla y se encuentra contrastado con el índice del costo de vida, lo que promueve una distorsión de los salarios", concluyó Bourlé.

Por su parte, Adrián Santillán, secretario general de la UOCRA (Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina), en referencia al tópico sobre las paritarias, sostuvo que, en estos momentos, el gremio a nivel nacional se encuentra en una etapa de discusión y análisis que pueda derivar en el mes de marzo en una precisión en cuanto a la suma monetaria y porcentual que se llevará a la mesa de los acuerdos.

Desde este sector, esperan la convocatoria por parte del Gobierno nacional, con la expectativa de poder promover una suma igual o superior a la del 2009: "En ese entonces recibimos un aumento que se ubicó en una cifra cercana al 19 por ciento, que se efectivizó en dos partes, siendo que en abril se abonó el 10 por ciento, mientras que el restante 9 por ciento fue cancelado en octubre. Esperemos que ahora ocurra lo mismo, quizás tengamos la sorpresa de un aumento superior, pero todo dependerá de la suma promedio acordada con los diferentes sectores", puntualizó.

SALVADOR AGLIANO (Cta):

"Nosotros tenemos la plena convicción de apoyar las paritarias libres que tengan un carácter de pluralidad, y una total abstracción de las pretensiones del Gobierno nacional, quien deberá respetar el justo reclamo de los trabajadores".

"Las paritarias constituyen el mejor método que existe para poder arribar a acuerdos coherentes y que favorezcan, sobre todo a los sectores más rezagados. Desde la CTA monitorearemos todos los pedidos de las diversas áreas, ya sean públicas o privadas".

"De ninguna manera nos ajustaremos a pautas nacionales, porque no reflejan la realidad de la provincia.

Todo pedido deberá surgir de una asamblea de base, del común acuerdo de las partes. Como un ejemplo de ello, nos guiaremos, en el caso de los docentes, en una estimación cercana al 20 por ciento, pero tratando que no baje de tal estipulación o bien mantenerla en ese piso".

2En esta instancia no va a existir un techo o cualquier suma fija que pretendan ofrecernos. Porque no estamos de acuerdo con posturas unilaterales".

"Ya ingresamos a febrero, y todavía no hay un panorama claro sobre los salarios, ya que no hay perspectivas de un diálogo concreto donde la realidad política, social y territorial deba primar por sobre las imposiciones del Ejecutivo".

CARLOS ARNEDO (UDT):

"La semana pasada se reunió la Comisión Mixta Salarial Nacional, de la cual formé parte, y expusimos las diferentes propuestas salariales, entre las cuales se encuentran: 1)- 1900 pesos de ingreso mínimo; 2)- la continuidad del fondo de incentivo docente, fijado en 165 pesos, que se abonarían en tres cuotas de 55 pesos, y sería retroactivo a enero; 3)- se debe respetar la convocatoria a paritarias jurisdiccionales; 4)- continuidad de la ley de financiamiento nacional el cual quedaría sin efecto durante 2010".

"En la provincia elevamos un petitorio importante donde solicitamos un fuerte impacto de aumento en el básico, pero no hemos concretado un porcentaje aún, puesto la constante suba del costo de vida y la Canasta Alimentaria. A su vez, exigimos la devolución del 20 por ciento del estado docente, el blanqueo delas cifras en negro, y el blanqueo de los denominados Tickets Proms". "Tenemos expectativas, pero lamentablemente se complicó debido a la falta de sinceramiento salarial, porque desde el Gobierno nacional no se está teniendo en cuenta la verdadera situación de hostigamiento en los sueldos que sufre el país y la provincia".

"Ya en octubre se había acordado una pre-paritaria, donde la cuestión de fondo fue la previsibilidad económica y presupuestaria, pero jamás se acercaron propuestas por parte del Gobierno".

Comentá la nota