Paritarias: el Gobierno patea la discusión salarial para abril

La premisa es debatir otros aspectos y esperar los datos financieros del primer trimestre. El 30% que piden los gremios equivale a $ 1.500 millones, una cifra que triplica el déficit.

La prioridad del Poder Ejecutivo en las paritarias que se iniciarán el lunes con los docentes y que seguirán hasta fin de mes con los distintos sectores de trabajadores de la administración pública será, fundamentalmente, dialogar en mejorar los acuerdos laborales.

En primera instancia se analizarán las condiciones de trabajo y se buscará superar las inequidades que se registran entre los trabajadores de un mismo convenio. Ése es el concepto con que los paritarios oficiales, encabezados por el ministro de Gobierno, Mario Adaro, llegarán a la mesa de negociaciones con los gremios.

Para el Poder Ejecutivo un segundo paso será el salarial. Para ello, según Adaro, tendrá que haber una mejora en la recaudación provincial y en los recursos que llegan desde la Nación, lo que está íntimamente relacionado con la mejora económica nacional que algunos especialistas pronostican para el primer trimestre del año. Sin embargo, consideró que en este momento no se puede acordar tomando como base las expectativas.

Insistió el funcionario en que "primero habrá que hacer una buena evaluación de los recursos y sobre ellos discutir las prioridades. Hoy las urgencias en materia laboral están puestas sobre los trabajadores de la educación, de la salud y en la Policía".

Aumentar un punto en la masa salarial, es decir otorgar un incremento del 1%, significan entre 46 y 50 millones de pesos y un 10% que se otorgue sería igual al déficit de 2009, es decir 500 millones de pesos, según los cálculos que manejan los técnicos del Ministerio de Hacienda.

Así, si los gremios consiguen su objetivo de máxima, que es un aumento del 30%, la cifra demandaría unos 1.500 millones de pesos anuales -si el incremento empieza a correr desde enero- lo que equivale a triplicar el déficit que dejó el ejercicio de 2009.

"Es decir que tenemos que avanzar con cuidado en las negociaciones dando los pasos necesarios para evitar dificultades en los servicios fundamentales que presta la Provincia", expresó Adaro.

Si bien el Presupuesto 2010 no contiene una pauta de aumento salarial explícita, basta comparar lo que el Estado provincial pagó efectivamente en sueldos el año pasado con el monto que prevé pagar en el Presupuesto 2010, para descubrir "implícitamente" a esa pauta. Aunque el cálculo tiene su complejidad y exige apelar a estimaciones, se puede concluir que la cifra prevista en el Presupuesto 2010, exclusivamente para aumentos salariales, es de 4.060 millones de pesos.

Este monto es un 13% superior a los 3.580 millones pagados efectivamente el año pasado ya que la diferencia entre ambos números son 480 millones de pesos. Pero este 13% de aumento salarial estimado se contempla por trece pagos (doce sueldos más aguinaldo) es decir, como si se comenzara a liquidar desde el mes de enero.

Como el Gobierno ha pedido un trimestre entero de observación del comportamiento de la recaudación, para confirmar si las previsiones son o no acertadas, no se espera que el mayor costo salarial se distribuya sobre todos los meses del año.

En caso de que el incremento se acuerde desde abril el porcentaje de aumento podría alcanzar el 17%, al distribuirse sobre diez pagos. Por cierto que los cálculos son sólo promedio y se relativizan a la hora de aplicarlos sobre cada uno de los sectores.

Como se ve, hay una gran diferencia entre lo que los gremios están solicitando y lo que el Gobierno está dispuesto a pagar. Por eso la estrategia del Ejecutivo es discutir primero los aspectos no salariales en paritarias para luego, con los datos de la performance financiera y económica del primer trimestre en la mano, resolver la demanda salarial aunque éste sea el tema prioritario de los sindicatos.

Comentá la nota