Parientes "oficiales" con trabajo asegurado

Para el Gobierno son hombres y mujeres de confianza, aunque para el registro civil son parientes. Hermanos, esposas, cuñados, hijos y amigos que llegan y ascienden en la administración pública gracias a sus contactos privilegiados.
En la gestión de Celso Jaque, la tendencia se mantiene en todos los órdenes y, en algunos casos, los parientes fueron los que más dolores de cabeza le trajeron al Ejecutivo. Además de la administración central, el Instituto de Juegos y Casinos y la Obra Social de Empleados Públicos son los destinos predilectos para algunos familiares, algo que también ocurrió en gestiones anteriores.

Los ministros de Jaque no se olvidaron de sus familias. El secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, ayudó a promocionar a su esposa, Marcela Sabatini. Ella trabaja desde hace más de una década en la administración pública. Pero con su marido consiguió el nombramiento y un plus: fue designada subdirectora y cobra un 40 por ciento más por mayor dedicación dentro de la Secretaría General de la Gobernación.

Justamente es Cazabán el encargado de los nombramientos en el Ejecutivo y también de asignar los adicionales. El decreto en el que se nombra a Sabatini fue firmado por Francisco Pérez como "ministro a cargo de la Secretaría General de la Gobernación". De esa manera, el hombre fuerte del gobierno de Jaque es jefe de su esposa, pero evitó estampar su firma en la designación.

El flamante director general de Escuelas, Carlos López Puelles, también le consiguió trabajo a un familiar. Se trata de su hermana, María de las Mercedes López. La mujer trabaja en elInstituto de Juegos y Casinos.Esa repartición es conducida por Daniel Pereyra, uno de los promotores de la llegada de López Puelles a la DGE.

Pero no es el único pariente notable que trabaja en elInstituto de Juegos yCasinos.El hermano de Mario Adaro, ministro de Gobierno, también se desempeña en el lugar. Se trata de Gustavo Adaro, médico veterinario y contratado del Hipódromo.Gustavo le trajo algunos dolores de cabeza a su hermano, pues ha recibido denuncias de cuidadores de caballos que son tramitadas en Fiscalía de Estado.

El ministro de Salud, Sergio Saracco, también le confió responsabilidades a un hermano.Se trata de AlejandroSaracco, quien trabaja en el programa de prevención de riesgos cardiovasculares. En salud los parentescos ya trajeron problemas.

En el mismo ministerio trabaja Ricardo Landete, cuñado de Jaque, que desde hace meses tiene un fuerte conflicto interno con su jefe directo, el ministro. Curiosamente parte de los problemas a Landete se los trajeron otros parientes. En este caso, se trata de sobrinos que son contratados del Estado. Los cruces entre Landete ySaracco ofuscaron a Jaque, quien sin embargo por ahora opta por sostenerlos a ambos.

En el Gobierno aseguran que en algunos casos lo que buscan los funcionarios es nombrar gente de su confianza. Y que el número de parentescos que hay no es significativo en el marco de toda la administración pública.

La OSEP, esa gran familia

Como si fuera una mesa familiar de extensas dimensiones, la OSEP (Obra Social de Empleados Públicos) alberga una gran cantidad de parientes de funcionarios. La planta de empleados se habría incrementado notablemente desde el comienzo de esta gestión.

Muy cerca suyo, el titular de la OSEP, Marcelo Costa, tiene trabajando a su cuñada. Natalia Szejpiacki trabaja en la secretaría privada de la obra social. La joven le lleva la agenda y atiende los llamados a su cuñado. Fue nombrada al poco tiempo de la asunción de Costa, en octubre del año pasado.

El gobernador Jaque también cuenta con hombres muy cercanos a él que posibilitaron a parientes muy cercanos el ingreso a la obra social. Ariel Guirín, quien hoy es el subdirector de Atención al Afiliado, hizo ingresar a su hermana, Romina, en el centro de atención de llamados.

Guirín fue director de Juventud pero tuvo que dejar el cargo porque protagonizó un escándalo en el boliche El Santo.

También es sindicado de llevar aplaudidores en la primera fiesta de la Vendimia en la que estuvo Jaque, donde fue silbado. Hoy cobra 6 mil pesos de remuneración mensual porque posee un cargo fuera de escala, es decir un cargo político. Fue nombrado primero como asesor de la OSEP y luego ocupó el cargo de subdirector.

Por otro lado, el secretario privado del Gobernador, Matías Stevanato, facilitó el ingreso de, María Paula al edificio Xeltahuina (de calle Salta de ciudad) en donde se desempeña como administrativa. El maipucino Stevanato proviene de la JP (Juventud Peronista) al igual que Juan Pablo Gulino, quien era chofer del Gobernador durante la campaña y hoy es asesor de Costa, como contó Los Andes hace diez días.

En tanto, María del Carmen Leiva, quien fue la directora interina de la obra social y hoy es representante del Ejecutivo en el directorio de la misma, nombró a su hija, Laura Grippi, en el área de Convenios

Comentá la nota