Paridad en el recinto complica la "mayoría automática" del bruerismo

Si bien aún resta conocer el resultado del escrutinio final, los últimos datos revelan que en el Concejo Deliberante platense, el bloque que responde al bruerismo contará a partir del próximo 10 de diciembre con 11 bancas propias más un aliado, Francisco Capparelli -una menos que el recinto actual-, un escenario complicado para afrontar dos años más de gestión comunal.
En cambio, tanto Unión-PRO como el ACyS sumarán dos nuevas bancas.

De esta manera en diciembre, sólo habrá lugar en el Concejo Deliberante para cuatro de sus candidatos: Terezza Razzari, Valeria Amendolara, Germán Céspedes y Silvana Soria.

La segunda fuerza resultó ser Unión-PRO que, bajo la denominación de Partido Peronista, puso en juego 3 bancas, y obtuvo 4 (una más que la que tiene en la actualidad). El 10 de diciembre, con el recambio, ingresarán José Ramón Arteaga (renueva), Juan Pedro Chávez, Jacinta Tritter y Julio Irurieta.

Otro que festejó por su avance dentro del recinto platense fue el Acuerdo Cívico y Social, que logró retener las dos bancas que arriesgaba, pero además sumó dos más. En seis meses formarán parte del bloque Gastón Crespo, Guillermo Duva, Julia Larcamón y Pablo Pérez.

A priori, la oposición podrá formar arco opositor con 9 concejales (juntando PRO y ACyS) que chocarán contra los 11 ediles oficialistas y su aliado.

Obtener la mayoría estará en manos del voto doble de quien ocupe el sillón de presidente del Concejo Deliberante.

Comentá la nota