La pareja siempre apostó a la moneda estadounidense

Desde 1999, los Kirchner tienen la mayor parte de sus ahorros en dólares
La compra de dólares que Néstor Kirchner hizo en octubre de 2008, al margen del uso que después le haya dado a ese dinero, no resultó algo novedoso para el ex presidente: durante los últimos diez años, Kirchner siempre prefirió tener sus ahorros en moneda estadounidense.

La información surge del cotejo de sus declaraciones juradas y de los documentos de las tres causas judiciales que se abrieron contra la presidenta Cristina Kirchner y su esposo, en los tribunales federales, durante los últimos años.

El análisis de esos datos indica que mientras entre 1995 y 1998 la pareja tenía la mayor parte de sus depósitos bancarios en pesos, desde 1999 en adelante las colocaciones en dólares superaron siempre las hechas en moneda nacional.

A fines de ese último año, Fernando de la Rúa reemplazaba a Carlos Menem en la Casa Rosada y comenzaba a derrumbarse el esquema de convertibilidad entre el peso y el dólar, que terminaría de estallar dos años más tarde.

Kirchner, que entonces empezaba a transitar su tercer mandato como gobernador de Santa Cruz, tenía acumulados $ 915.499 en el banco. De ese monto, 331.803 eran pesos y 583.691, dólares. Hasta el año anterior, el santacruceño siempre había tenido entre sus ahorros más pesos que dólares.

El año del giro

El vuelco registrado en 1999 nunca tuvo retorno. En 2000, el entonces gobernador y su esposa, la senadora Kirchner, pusieron en dólares la totalidad de sus ahorros, que sumaban 1.581.516 pesos. Un año después, justo antes de la creación del corralito financiero y a las puertas de la devaluación del peso, Kirchner y su mujer sacaron todos sus ahorros del país, un total de 1.815.274 dólares, y los depositaron en una cuenta corriente del Deutsche Bank, en Estados Unidos.

En 2002, con Eduardo Duhalde en la presidencia, los Kirchner trajeron sus ahorros de regreso a la Argentina. Tras la devaluación, el valor de los dólares se había multiplicado casi por cuatro. Entonces acumulaban depósitos por 6.209.991 pesos, de los cuales 1.206.608 estaban en moneda nacional y 4.642.131, en dólares.

Al año siguiente, Kirchner llegó a la Casa Rosada. Al término de su primer año como presidente, sus ahorros en pesos (1.206.608) representaban sólo el 20 por ciento del total de sus depósitos (5.848.739). El resto (4.642.131) estaba en dólares.

La tendencia se mantuvo invariable hasta la actualidad. De acuerdo con la declaración jurada correspondiente a 2008, el año de la discutida compra de dólares, Néstor y Cristina Kirchner tenían entre sus ahorros 11.938.282 pesos y 5.315.880 dólares (equivalente a 18.339.786 pesos, según la cotización de diciembre de ese año).

La mayoría de los ahorros en dólares estaban colocados en un plazo fijo, que les dio intereses por 3.499.455 pesos. Ese rendimiento quizás explique por qué Kirchner no echó mano de ese dinero y decidió, según aseguró ayer, comprar otros 2 millones de dólares para invertirlos en un hotel.

Comentá la nota