"Parecía un jugador de rugby"

"Parecía un jugador de rugby"
El Ogro se siente incómodo como 9 de área, dice que va a cambiar la forma de jugar y cuenta que la pelota le rebota como si fuera ovalada. ¡Try
"Ahora que no está Falcao voy a tener que ser el referente de área, tirar menos chiches y hacer más goles". Así pensaba Cristian Fabbiani durante la pretemporada. Estaba convencido e ilusionado en poder cumplir la función de goleador e imaginaba que con Gallardo, Ortega y Buonanotte alrededor, la misión no sería demasiado complicada. Pero en apenas tres partidos (no jugó ante Banfield ni Chacarita), el Ogro cambió de opinión. Ya no quiere cumplir más esa función. "Tengo que cambiar mi manera de jugar porque siento que de esta manera no le sirvo al equipo. Metido entre los dos centrales no toco la pelota y yo no sé jugar sin la pelota", repitió ayer en cada una de las entrevistas que dio después de retirarse del entrenamiento.

El delantero ya había mencionado el domingo que no se sentía cómodo. Tal vez era algo que él venía notando, pero que explotó a partir de que los hinchas de River lo despidieron con silbidos. "Con Lanús tuve movilidad, espacios, no anduve mal más allá del gol. Con Central y Colón creo que me confundí en el juego y lo voy a tener que cambiar. Tengo que jugar a mi manera, como siempre lo hice y me fue bien. Porque si trato de hacerlo como Palermo voy a terminar jugando en la esquina de mi casa...".

Fiel a su estilo, Fabbiani le agrega a la autocrítica (parcial), una frase graciosa, ingeniosa. Y la comparación con el goleador de Boca no fue la única. "Todo pasa por la confianza, no por si uno está flaco o gordo. Yo por lo menos en mi carrera siempre me defendí con la pelota y en estos últimos dos partidos parecía un jugador de rugby... Parecía que estaba jugando con una pelota de rugby, porque me rebotaba", reconoció.

Si por características y convicción no es Fabbiani, ¿quién cumple el rol de 9? Por el momento, Andrés Ríos es la única variante y está lesionado. ¿El juvenil Gil está en condiciones de saltar a Primera? ¿Villalva? Tampoco, el Keko es menos 9 que el Ogro. ¿Entonces? Con este panorama, Cristian seguirá entre los 11 y, según sus palabras, River tendrá que acostumbrarse a jugar sin una clara referencia ofensiva. "Si Pipo me dice 'quedate en el área', si yo no tengo la movilidad que debo tener, no me sirve", insistió. Y subió la apuesta: "El técnico te puede decir algo, pero uno en la cancha tiene que ser bastante hombre y jugar como sabe. No lo charlé con Pipo, pero creo que él se está dando cuenta de que yo tengo que jugar como lo hice siempre. Y si no voy a tener que salir, no hay problema".

Cuando apunta a "jugar como sabe", Fabbiani se refiere a recibir la pelota al pie, usando su cuerpo para desacomodar rivales y encontrar el hueco para rematar, tirando paredes, moviéndose mucho de espaldas al arco... Pero a la vez se contradice al asegurar que el equipo no necesitaría otro 9 si él se retrasa "porque me siento bien físicamente y tranquilamente puedo llegar al área". O sea: él considera que puede arrancar en la mitad de la cancha generando juego y terminar en el punto del penal. Sin embargo, hasta ahora cada vez que se tiró atrás después no pisó el área. Además, si él baja tanto, ¿quién arrastra marcas para generar espacios? ¿Quién recibe delante de los centrales rivales? ¿Quién cabecea (o intenta)? ¿Quién define?

En definitiva, por más que a Fabbiani le guste el "fulbito" (caños, tacos), él es un profesional de fútbol. En este deporte los chiches decoran, pero se gana con goles. Y si sigue sin meterla, el Ogro se va a parecer cada vez más a un jugador de rugby...

Comentá la nota