Pardo aseguró que fueron muchos los logros en estos diez años de Sonreír a la Vida

La doctora Nilda Pardo, acompañada por integrantes del grupo de trabajo y el interdisciplinario de Sonreír a la Vida, se refirieron a la labor realizada durante el año. Asimismo indicó que hace cerca de un mes se retiró de la comisión, la cual hoy se encuentra sin presidente, revisores de cuenta y otros miembros, y de esta manera de un total de 12 sólo quedan 5 integrantes.
Según indicaron, dentro de unos días se realizará la rendición del balance y renovación de cargos, para lo cual se presentarán dos listas, las cuales teniendo en cuenta cómo se presentan, son oficialistas. El equipo interdisciplinario está formado por Rita Giuberini y las asistentes, la licenciada Mónica Di Natale y Spinelli, siendo un grupo que trabaja ad honorem, mientras que el equipo de trabajo esta integrado por Rita Giuberini, secretaria de la institución, las asistentes sociales Patricia Martín y Liliana Macharolli, y la psicóloga Silvana Spinelli, coordinada por ella.

Pardo expresó que ante todo lo que el socio quiera saber que ocurre dentro de la institución tiene derecho a convocar a asamblea extraordinaria o asistir a las asambleas e informarse. Según indicó, el hecho de que haya dos listas que se presenten se da a pedido de la comisión, si bien aseguró que es atípico que haya dos listas. Pardo manifestó que su alejamiento de la comisión fue por razones personales, y aclaró que quienes si bien se fueron no presentaron la renuncia, y esto lleva a que se aluda a que "no van porque no van".

Por otra parte, aseguró que en estos diez años de la institución se han logrado avances, y que si bien aún falta por hacer la gente sabe lo que es el cáncer, acepta hasta qué punto un tratamiento es efectivo y al mismo tiempo tiene interés en interiorizarse. Asimismo manifestó que mediante el trabajo en red están ayudando en la obtención de medicamentos y agregó que cada año se suma más gente para pedir ayuda. Además amplían capacitaciones y asesoramientos en diferentes rubros.

Según indicó Pardo, cuando a un paciente se le genera una discapacidad, se lo asesora acerca de a dónde debe acudir y cuáles son las cosas que le corresponden. También, más allá de la problemática de los medicamentos, trabajan en la prevención y educación para la salud, con diferentes actividades.

Martín expresó que luego de que Nilda inicia una ficha médica del apaciente, ella junto a Liliana abren el legajo de cada paciente para hacer un seguimiento y realizar visitas domiciliarias si lo requieren. Asimismo cuentan con una farmacia gracias al aporte de pacientes o familiares de pacientes fallecidos. Al mismo tiempo Macharolli indicó que participaron de una capacitación de proyectos para la comunidad. Di Natale aseguró por último que las integrantes del grupo no trabajan sólo en función del paciente sino también de las dificultades que la sociedad presenta frente a la problemática de la enfermedad.

Comentá la nota