Pararon estatales, judiciales y trabajadores de la salud

La medida tuvo un alt nivel de adhesión en la provincia. Es porque consideran insuficiente un aumento salarial del 4,2%, propuesto por el gobierno bonaerense.

En una jornada de protesta que incluyó asambleas, volanteadas, cortes de calle y movilizaciones hacia los ministerios de Economía y Salud bonaerenses, ayer pararon los empleados estatales, los judiciales y los trabajadores de la salud en la Provincia.

La medida de fuerza fue acordada entre los respectivos gremios luego de que el gobierno bonaerense propusiera la semana pasada otorgarles un aumento salarial del 4,2%, suba que los trabajadores consideraron "insuficiente".

El paro fue llevado a cabo por los empleados enrolados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y de la Salud agremiados en la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia (Cicop).

Desde ATE consideraron que, en cuanto al paro, hubo un "alto nivel de adhesión en toda la provincia". En una conferencia de prensa realizada ayer al mediodía, el secretario general de esa entidad, Hugo Godoy, rechazó de plano la oferta del Ejecutivo de Scioli y manifestó que "el Gobierno nacional tiene que aportar recursos que todavía no ha aportado a la provincia de Buenos Aires".

Sobre el incremento que deberían recibir los empleados de la ley 10.430, Godoy consideró que "el parámetro son las necesidades que tienen los trabajadores, que tenemos salarios de 1.400 pesos de mínima. La canasta familiar está en más de 3.600 pesos; por lo tanto queremos recomponer seriamente el ingreso de los trabajadores y la jerarquización en todos los niveles de la tarea del trabajador del Estado".

Desde la Cicop calificaron al paro de "muy fuerte", ya que "hubo más del 90% de adhesión", según transmitió a LA CAPITAL el titular del gremio, Hugo Amor.

Como en otras ocasiones, el paro de salud se evidenció en los 77 hospitales públicos de la provincia y consistió en la suspensión de cirugías y consultas programadas, aunque se atendió con normalidad a los pacientes internados y las urgencias.

Los profesionales nucleados en Cicop reclaman un aumento salarial del 33%, "que equipare el salario de un ingresante de planta que trabaja 36 horas semanales a la canasta básica familiar", dijo Amor.

Pero además los trabajadores de la salud mantienen dos antiguos reclamos: el nombramiento de 160 becarios acordado en la paritaria del año pasado y la apertura de la paritaria sectorial profesional.

"Vamos a ver qué plantea el Gobierno, pero hasta ahora no vemos ninguna señal de que vayan a mejorar la propuesta", sostuvo el titular del gremio. Y añadió que el sábado se reunirán en un congreso para evaluar la posibilidad de siguientes medidas de fuerza.

La propuesta que el jueves realizó el Ejecutivo provincial a los estatales consiste en una suba de alrededor de 4,2%, que se traduce en un aumento de 30 pesos que irían al sueldo básico y una suma remunerativa no bonificable de 14 pesos. Según trascendió, en la reunión de la comisión técnica del lunes el gobierno de Scioli decidió reiterar esa propuesta, que, de hacerse efectiva en la paritaria general del jueves, los gremios nuevamente rechazarían.

Comentá la nota