El Paraná supero los seis metros en Barranqueras y ya hay familias evacuadas

El nivel del río Paraná, en el hidrómetro del puerto de Barranqueras, llegó a los 6,06 metros marcando una diferencia de 40 centímetros de los 5,66 metros registrados el viernes, informó ayer la Administración Provincial del Agua. Dijo además que el pico de 6,20 metros podría darse recién mañana, debido a que la altura del Iguazú moderó su ritmo.
La titular del ente provincial, Cristina Magnano, aseguró que personal técnico de la APA continuará este fin de semana recorriendo el sistema de defensas del área Metropolitana y chequeando que todas las estaciones de bombeo estén en condiciones para el caso en que continúen las lluvias. Agregó que el agua caída en la madrugada del sábado en Resistencia no superó los 24 milímetros, por lo que la situación está bajo control.

Magnano anunció que mañana se informará en conferencia de prensa la conformación de una Sala de Situación que monitoreará diariamente las crecidas de los ríos y las lluvias caídas, como también los efectos del fenómeno climático de El Niño en el Chaco.

La presidenta de la APA reiteró que el sistema de defensa de Resistencia y de los municipios aledaños funciona correctamente y sumó a esto que desde el jueves las compuertas del dique regulador del río Negro se encuentran cerradas.

Primeros evacuados

El viernes por la noche ya comenzaron a evacuar a los primeros pobladores afectados por la creciente del río Paraná en la zona del barrio San Pedro Pescador, jurisdicción de Colonia Benítez. Las aguas inundaron varias viviendas en la zona del Puente Interprovincial General Belgrano por lo que el intendente Roberto Phipps dispuso la ayuda necesaria para el traslado de las familias a lugares seguros.

El intendente y el grupo de trabajo del municipio de recorrió el barrio y la zona costera de Antequera y ante la dramática situación se empezó a asistir con chapas de cartón y plásticos a familias que se resisten a abandonar sus hogares alcanzados por el agua del Paraná que no cesa de crecer. Estas familias justificaron su decisión por el temor a que le roben lo poco que tienen.

Además se evacuaron dos familias: una a la ciudad de Barranqueras y la otra que vive al costado del puente Belgrano se las trasladó a la parte más alta del Barrio San Pedro Pescador. Se trata de familias de pequeños productores que tienen sus animalitos de granja que utilizan para el sustento diario.

Por otra parte también se evacuó a una pareja de ancianos de apellido Frutos del riacho Antequera. Señaló el intendente al evaluar la situación que "en el mismo barrio estamos llevando ayuda con tractores con acoplados para trasladar palmas para construir altillos para afrontar la crecida del río.

Comentá la nota